Antonio Ledezma será procesado por delitos cometidos contra la paz del país

Caracas, 19 Feb. AVN.- El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, fue detenido por orden del Ministerio Público y será procesado por delitos cometidos contra la constitución y la paz del país, informó este jueves el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Ledezma, exmilitante de Acción Democrática, firmó junto con María Machado y Leopoldo López (promotores del plan insurreccional conocido como La Salida) el llamado "Acuerdo nacional para la transición", publicado el pasado 11 de febrero, documento que sería el punto de partida para el desarrollo de un plan golpista desmontado la semana pasada por las autoridades venezolanas.

Dicho plan contemplaba el uso de un avión Tucano, traído del extranjero, para atacar instituciones del Estado ubicadas en zonas donde también convergen áreas residenciales, como el Palacio de Miraflores, el Ministerio de la Defensa y la sede de Telesur, en Caracas.

Al respecto, el presidente Maduro indicó que el vocero de la derecha venezolana "tiene un cargo de elección popular, el cual es reconocido por nosotros, como debe ser, y pretende utilizar la doble banda de los cargos públicos legales para buscar la violencia, el atentado golpista y la desestabilización", contra el pueblo y el gobierno de Venezuela.

Bajo la estrategia de la doble banda, dirigentes de la derecha se plantean actuar de la siguiente manera: "Participo de la política, opto a cargos, legalizo partidos, utilizo la libertad de expresión, giro por el país, saco mis votos aquí, mis votos allá. Soy alcalde aquí, gobernador allá, soy diputada. Pero saboteo la economía, me encapucho y hago guarimbas y mato a 43 venezolanos, se hieren a 850, se asesinan a funcionarios (como ocurrió con La Salida, hace un año), y sigo conspirando para ver si logro comprar a alguien que tenga algún poder militar de destrucción. Lo han hecho todo, y los hemos descubierto y le hemos evitado al país, hechos graves de violencia", indicó el mandatario.

Ante esa estrategia, el mandatario Nacional advirtió a los dirigentes de partidos políticos involucrados en atentados y ataques contra la nación, que tendrán que responder ante la justicia y que presentará pruebas que revelan el plan promovido por representantes de la derecha, para derrocar el gobierno legítimo que él preside.

Agregó que la vía desestabilizadora no es el único plan que pretenden articular dirigentes de la derecha venezolana. "¿Cuál es el plan del sector más cobarde de la derecha? Quedarse agazapado, si suceden hechos graves en la República de violencia, salir a decir: 'Es culpa de Nicolás".

Pese a las acciones de los sectores que fomentan el golpismo, el Mandatario reiteró nuevamente su llamado a trabajar a aquellos sectores que apuestan por el progreso del país; al mismo tiempo, recalcó que quienes se mantienen en la línea de agresión contra el Ejecutivo Nacional y la estabilidad del pueblo venezolano deberán rendir cuentas ante la justicia venezolana.
"Ya basta de conspiradores, queremos trabajar en paz. Trabajar, a nosotros lo que nos mueve es el amor por nuestro país y trabajar", dijo.

Una trayectoria signada por la represión

Antonio Ledezma desarrolló gran parte de su carrera política con Acción Democrática, uno de los partidos que fomentó el bipartidismo en la IV República. En particular, tuvo estrechos vínculos con Carlos Andrés Pérez, cuyo segundo mandato presidencial (1989-1993) estuvo signado por el Caracazo, explosión social contra políticas neoliberales en detrimento del pueblo venezolano.

Con el apoyo de AD, Ledezma fue diputado ante el extinto Congreso Nacional y fue electo gobernador del Distrito Federal (hoy Distrito Capital) en 1992. Dicha gestión se caracterizó por el uso de medidas represivas contra sectores vulnerables como estudiantes, adultos mayores, desempleados, trabajadores informales y niños en condición de calle.

Durante su desempeño como gobernador fueron asesinados en los espacios de la Universidad Central de Venezuela (UCV) jóvenes como Belinda Alvárez, presidenta del Centro de Estudiantes de Trabajo Social, así como la periodista Verónica Tessari, reportera de un canal de televisión internacional, producto de los excesos de la Policía Metropolitana, a cargo de Ledezma en aquel entonces.

A su vez usó recursos legales, como la llamada Ley de Vagos y Maleantes, que castigaba con cárcel y destierro a la colonia penitenciaria, El Dorado, ubicada en el sur de Venezuela.

Ledezma, quien prosiguió su vida política en Alianza Bravo Pueblo (ABP), también estuvo involucrado en el golpe de Estado de 2002, contra el gobierno legítimo del comandante Hugo Chávez, y en el sabotaje petrolero que se gestó a fines de ese año.

En 2008, ganó la Alcaldía Metropolitana y resultó reelecto en 2013. En ambos periodos, ha incurrido en violaciones a los derechos de los trabajadores de esa dependencia, a través de despidos injustificados e irregularidades en la cancelación de beneficios laborales.

Ledezma, además, está vinculado directamente al plan para asesinar a Leopoldo López, dirigente de la derecha venezolana, que encabezó el plan denominado La Salida en febrero de 2014 y que dejó un saldo de 43 personas asesinadas y 878 lesionados.

19/02/2015 - 09:10 pm