Cambios en la estructura productiva agrícola impulsarán transformación económica en 2015

Caracas, 29 Dic. AVN.- El 2015 será el año propicio para los cambios en la estructura productiva, que permitirá impulsar y transformar la economía nacional, la cual se vio afectada este año con las continuas arremetidas de la derecha venezolana, sostuvo este lunes el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Durante una reunión con productores de alimentos, en el Teatro de la Academia Militar, en Caracas, el jefe de Estado consideró que para el próximo año se prevé un cambio del modelo económico venezolano.

"El 2015 tiene que ser un año de un gran cambio económico, productivo, una gran transformación de la economía. Salgamos a convocarlos a todos al trabajo. Convoquemos desde los más pequeños productores", exhortó.

El mandatario nacional sostuvo que al reforzar las bases de la economía productiva se garantizará "la felicidad social que estamos construyendo en nuestra patria".

"Tengamos claros nuestros objetivos históricos. Tenemos que impulsar la producción en el campo para sustentar los derechos, la paz y la armonía del pueblo", sostuvo, al tiempo destacó que el país cuenta con todas las potencialidades para lograrlo.

Por ello, anunció que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) Agrícola, la Superintendencia Nacional Agroalimentaria (Sunagro) y la empresa militar AgroFanb dependerán, en lo operativo, de la vicepresidencia para la Seguridad y Soberanía Agroalimentaria.

Asimismo, fue aprobado que la Vicepresidencia para la Seguridad y Soberanía Agroalimentaria, junto a la Vicepresidencia del Área Económica, se encarguen de aprobar e inspeccionar los créditos agrícolas que otorga la banca pública y privada.

Mientras que el Centro Nacional de Balances (Cenbal) será el organismo rector representativo de la Vicepresidencia para la Seguridad y Soberanía Alimentaria, además, centralizador de todas las informaciones para la realización de proyecciones de compras de alimentos y cosechas, determinación de déficit y balance agroalimentario.

Con estas medidas se busca desarticular las mafias intermediarias que especulan con los precios de los productos del campo y que afectan tanto a los consumidores como a los trabajadores de la tierra, además, combatir y derrotar la guerra económica promovida por la derecha venezolana que afectó la estabilidad del país.

Mencionó que de acuerdo con un estudio realizado por el Banco Central de Venezuela (BCV), la guerra económica, las guarimbas, el contrabando y el acaparamiento afectaron tanto a la sociedad como a la economía del país.

Este informe refiere que en el primer semestre de 2014 Venezuela se vio afectada por las guarimbas y la presión internacional, mientras que en el segundo período del año se registraron hechos como el contrabando y sabotaje económico.

"Nosotros estamos en una guerra económica, que nadie se engañe. La burguesía con sus aliados imperiales ha tomado la decisión de destruir la Revolución Bolivariana a través de la guerra económica", denunció.

Ataques al mercado petrolero

El presidente Nicolás Maduro advirtió que la guerra económica liderada por el imperialismo norteamericano contra el mercado petrolero busca acabar con Rusia, que se erige como potencia de paz, y "pretende destruir también a Venezuela".

"Hay una guerra del petróleo y tiene un objetivo: destruir Rusia, colapsar a Rusia, acabar con la nueva Rusia y es también para intentar de destruir a Venezuela", sentenció.

Al respecto, el jefe de Estado indicó que el plan contra la nación rusa está dirigido por grupos apátridas imperialistas, e indicó que "Estados Unidos busca la supremacía petrolera a través de la guerra y golpes de Estado".

Además, sostuvo que esta guerra planificada también abarca la recolonización de Venezuela, mediante acciones para la destrucción de "nuestra independencia y revolución" y el fomento de un colapso económico. En este escenario, está la derecha oligárquica venezolana "conspirando al lado de esos planes".

Estas pretensiones, advirtió el mandatario, buscan minar la institucionalidad del país, al tratar de impedir la reciente designación de las nuevas autoridades de los Poderes Públicos.

Recordó que el ataque a países productores de petróleo ha sido una estrategia recurrente por parte de Estados Unidos, como quedó demostrado durante el sabotaje económico que vivió Venezuela en 2002, la invasión militar contra Irak, en 2003, y contra Libia, en 2011.

No obstante, el mandatario nacional ratificó que la Revolución Bolivariana continuará trabajando para construir la patria socialista, como siempre soñó el comandante Hugo Chávez.

29/12/2014 - 10:52 pm