Canciller Jaua alerta sobre escalada de agresiones desde Colombia contra Venezuela

 

Caracas, 29 May. AVN.- El canciller Elías Jaua alertó este miércoles acerca de nuevas agresiones contra Venezuela que se están gestando desde Colombia, luego de que el presidente de ese país, Juan Manuel Santos, se reuniera con el ex candidato presidencial Henrique Capriles Radonski en Bogotá.

"Nosotros no tenemos más que lamentar profundamente que el presidente Santos haya dado un paso que, de manera dolorosa, nos va a descarrilar de las buenas relaciones que teníamos; pero lo más lamentable es que nuevamente se confirma que desde Bogotá hay una conspiración abierta contra la paz en Venezuela", expresó Jaua desde el Palacio de Miraflores, donde se desarrolló una reunión entre el presidente Nicolás Maduro y la vicepresidencia política del gobierno.

Asimismo, el canciller convocó a los países de América Latina y El Caribe a estar atentos ante estos sucesos y lo que pueden implicar para la paz de los territorios del continente.

"El recibimiento de una persona que desconoce las instituciones venezolanas y convocó abiertamente a la violencia el día 15 de abril es una muy mala señal y, de alguna manera, devela lo que muchas veces repetimos: que desde Bogotá había una conspiración contra Venezuela. No queríamos creer que esa conspiración alcanzaba los altos poderes del Estado colombiano. Tenemos que alertar a los pueblos de América Latina y El Caribe ante una nueva escalada de agresiones contra Venezuela y contra un gobierno que ha hecho los mayores esfuerzos por lograr la paz en nuestro hermano país", agregó Jaua.

Lamentó además que esta reunión represente "una nueva escalada desde Bogotá para minar las buenas relaciones entre Colombia y Venezuela", que en los aspectos políticos y económicos se habían restablecido con firmeza en los últimos tres años, aproximadamente.

Datos preliminares publicados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) y por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) de Colombia revelan que durante 2012 el intercambio comercial de ese país con Venezuela se ubicó en 3.289,3 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de 40,4% en comparación con los 2.342,5 millones de dólares totalizados en 2011.

En cuanto a las relaciones diplomáticas y políticas, Venezuela participa hasta ahora como facilitador en el desarrollo de los diálogos de paz que emprendió el Gobierno colombiano con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc-EP), que establecieron un acuerdo en materia agraria el pasado domingo.

Ante el reciente encuentro de Capriles con Santos, el Gobierno Nacional pidió a Roy Chaderton, comisionado de Venezuela en los diálogos de paz que desarrolla Colombia, que retorne a Caracas para evaluar la participación de la nación venezolana en este proceso.

"La situación que hoy se ha presentado nos obliga a revisar la participación en Venezuela como facilitadores en ese acuerdo de paz", dijo Jaua.

Antecedentes

El llamado de alerta del canciller venezolano tiene como antecedente otras acciones que se han adelantado desde Bogotá en años anteriores, durante la gestión del ex presidente Álvaro Uribe.

Uribe admitió el año pasado que durante su mandato (2002-2010) tuvo intenciones de perpetrar una operación militar en Venezuela, supuestamente en contra de campamentos guerrilleros, pero no lo hizo "por falta de tiempo".

Las declaraciones de Uribe Vélez se produjeron durante un acto en la Universidad Autónoma Latinoamericana (Unaula), en Medellín.

"Yo tenía tres opciones: quedarme callado, hoy sería difícil presentarme ante ustedes, quien fue ocho años presidente de esta patria, con tantas dificultades y cuestionado, que no tuviera manera de responder a todo, ¿cómo me presento yo a darles la cara a ustedes? ¿qué tal que yo me hubiera quedado callado? La otra opción era una operación militar en Venezuela, me faltó tiempo", apuntó Uribe Vélez.

En su discurso en la Unaula, Uribe Vélez involucró también al actual mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, quien supuestamente "conocía la situación de presencia de campamentos rebeldes de las Farc (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en Venezuela".

En 2009, el presidente Hugo Chávez decidió congelar las relaciones diplomáticas y comerciales con Colombia, tras hacerse pública la firma de un convenio entre Washington y Bogotá para la instalación de siete bases militares de Estados Unidos en territorio neogranadino, creando así una amenaza militar para toda la región.

Al año siguiente, voceros del gobierno de Uribe mantuvieron una línea de ataque contra Venezuela. Por ejemplo, el entonces ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva, habló de la supuesta presencia de miembros de las Farc y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en territorio venezolano.

Pocos días después de la llegada al poder de Juan Manuel Santos, quien asumió el poder en 2010, Colombia y Venezuela restablecieron sus nexos bilaterales.

29/05/2013 - 07:50 pm