Capriles dice que pueden hacer merengada con él

Caracas, 22 Mar. AVN.- "Estoy trabajando para ser presidente, pero aún no soy presidente", dijo Henrique Capriles Radonski, quien suma ya una dilatada trayectoria política, como activista de organizaciones conservadoras, la que luego de tres lustros de actividad le permitió ser el actual candidato de la derecha venezolana.

Esta aseveración, que nadie discute, la realizó durante una de sus actividades de promoción en Santa Lucía, estado Miranda.

La campaña del conservador Capriles ha resultado difícil de explicar para los analistas políticos, quienes parecen inclinarse por la tesis de que le conviene estar en silencio.

Sin embargo, los medios de comunicación comprometidos con esta candidatura parecen realizar un esfuerzo por filtrar las declaraciones de Capriles y aunque muchos reseñaron su sentencia: "Yo ofrezco chocolate dulcito, sabrosito, si usted quiere hacer merengada con ese chocolate, la hace", ninguno destacó estas palabras en las ediciones impresas, ni fue recogida por las agencias de noticias.

Los medios que le apoyan prefirieron utilizar las mismas frases diseñadas por los asesores de campaña que utilizan las palabras "nuevo", "trabajo", "autobús" y "progreso", armadas en un discurso agresivo y descalificador que intenta vestirse de apolítico y no violento.

La violencia verbal de Capriles Readonski, no reseñada por los medios involucrados en su campaña, ya ha registrado como víctimas, entre otros, a los europeos, a quienes utilizó para hacer humor sobre el uso de desodorantes; a los gordos por supuestamente no caminar y a los medios comunitarios porque deberían dedicarse sólo a problemas locales y olvidar el debate político.

Capriles dijo también en la población mirandina que él no había perdido ninguna elección, pero no aclaró si tomaba en cuenta las elecciones de 1998, en las que no hizo campaña, puesto que fue electo diputado en la lista presentada por el partido social cristiano Copei, por el estado Zulia.

22/03/2012 - 10:47 am