Celac: riquezas naturales y energéticas para el desarrollo integral

Caracas, 13 Jun. AVN (Leandro Albani).- La conformación de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y El Caribe (Celac) muestra el potencial de los países miembros con respecto a los recursos naturales y energéticos, pese a que todavía en América Latina muchos de estos recursos son explotados por multinacionales o entregados casi gratuitamente por algunos gobiernos.

El petróleo, el agua dulce y los minerales son las principales fuentes del nuevo bloque, que busca una postura más independiente de Estados Unidos y la criticada Organización de Estados Americanos (OEA), además de consolidar las relaciones entre naciones que permita reducir las asimetrías.

El acuerdo de fundar la Celac el próximo 5 de julio se tomó por los presidentes o jefes de gobiernos latinoamericanos y caribeños en la Cumbre de la Unidad de América Latina y El Caribe celebrada en Cancún a mediados de 2010, ocasión en la cual se acordó encargar a Venezuela y Chile la preparación de sus estatutos que serán aprobados en la 1ra Cumbre de Caracas de ese día 5 del próximo mes.

Atravesando Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay se encuentra el Acuífero Guaraní, uno de los reservorios de agua dulce más grandes a nivel mundial.

Con un volumen total calculado en 30 mil km³, tiene una extensión alrededor de 1.190.000 kilómetros cuadrados, superficie mayor a las de España, Francia y Portugal juntas.

A esto se suma el glaciar Perito Moreno, en el sur argentino, otro importante punto de reserva de agua dulce.

Con la mayor reserva mundial de crudo y entre los diez principales productores de petróleo, Venezuela se posiciona como un fuerte polo energético de la Celac, sobre todo en tiempos en que este recurso es buscado por las potencias a cualquier precio.

Los ejemplos de las invasiones militares a Irak o, más recientemente, a Libia demuestran que el crudo es en la actualidad uno de los tesoros más preciados por las naciones poderosas.

Recientemente, el ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, anunció que el país cuenta con el mayor depósito de crudo en el mundo, delante de Arabia Saudita, luego de certificarse la existencia de reservas de petróleo por 297 mil millones de barriles.

Otro de los puntales de la producción petrolera es Ecuador, miembro junto a Venezuela de la OPEP, al que se le suma Brasil, que en los últimos años realizó descubrimientos de poderosos yacimientos de crudo en su costa atlántica, lo que ha duplicado sus reservas.

Con respecto a la energía eléctrica, Argentina, Brasil y México son, a nivel latinoamericano, los mayores productores de energía eléctrica.

Aunque América Latina solamente cuenta con el 1,6% de las reservas mundiales de carbón, en Colombia se encuentra la mina en el Cerrejón, la más grande a cielo abierto del continente.

Con respecto a la minería, las naciones que lindan con la Cordillera de los Ándes son las que tienen una actividad masiva en la extracción de minerales, como es el caso de Chile, Argentina, Colombia, y Perú, éste último uno de los mayores productores del planeta.

El estaño de Bolivia y el níquel de Cuba constituyen ya dos materias primas de significación en la integración promovida por la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) que junto al aluminio y hierro de Venezuela posibilitarán la producción de artefactos en acero-níquel y partes para equipos de la empresa grannacional creada para comenzar a satisfacer la demanda de los 69 millones de habitantes, integrados en esa alianza de ocho países de las subregiones de este continente.

Perú es segundo productor de plata en el mundo solo detrás de México, quinto en oro, segundo en cobre y segundo en zinc.

Aunque también es verdad que en esta área las principales explotadoras son compañías multinacionales que dejan escasas regalías a los Estados y perpetúan profundos daños al ecosistema.

Hay que sumar la producción de gas natural donde Bolivia y Venezuela tienen los mayores yacimientos, seguidos de México, Argentina, Trinidad y Tobago, Colombias y Ecuador.

A su vez, Argentina y Brasil son los mayores productores y exportadores agropecuarios de América del Sur, y en el caso de la soja, sus exportaciones sólo son superadas por Estados Unidos.

La potencia carioca también es la principal productora mundial mundial de hierro y manganeso, además de tener la más grande producción de algodón, etanol, carne bovina y carne de pollo.

Para el 5 y 6 de julio se espera en Caracas a los jefes de Estado o de Gobierno de 35 naciones de las tres grandes subregiones (Suramérica, Centroamérica-México y El Caribe) que darán inicio a lo que podría ser un nuevo mapa geopolítico para quienes viven al sur del río Bravo.

Las abundantes riquezas, las variadas bellezas naturales y los diferentes climas de los países que integran la Celac, unidas al alto nivel de desarrollo humano de la región, les proporcionará una mayor posibilidad de desarrollo turístico para captar divisas de Asia, Europa, África y Norteamérica.

Además, los recursos de estos países son reales para lograr el autoabastecimiento, algo que se convertiría en un ejemplo de que otro mundo es posible en plena crisis económica, alimentaria y energética que afecta a todas las naciones, sobre todo a las menos desarrolladas.

Leandro Albani AVN 13/06/2011 11:27
Compartir en Facebook