Colectivos de artesanos afianzan cultura productiva en municipio Guaicaipuro de Miranda

 Foto: Iralva Moreno, AVN.

Los Teques, 14 Feb. AVN.- Cada pieza formada por las manos de Daniel Castro, artesano con 20 años de trayectoria en el estado Miranda, región central del país, afianza junto a otros artesanos, una nueva cultura de trabajo productivo para construir una economía comunal que preserve la identidad local.

Para Castro, quien es padre de cinco hijos y esta residenciado en Los Teques, desde hace 40 años, crear piezas únicas que plasman creatividad, emociones o imaginación son obras artísticas que bien vale la pena llevar consigo, pues son parte del ingenio de un artesano o artesana cuyo propósito es crear e innovar.

En entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), Castro, cuya técnica es el alambrismo señaló que con la llegada de la Revolución Bolivariana hace 17 años, el artesano ha sido visibilizado y reconocido como un creador cultural que, desde la fase de la obtención de materia prima, hasta la elaboración y distribución de la pieza, genera un producto con identidad propia que enaltece nuestras costumbres.

En ese sentido, destacó que ahora la concepción del artesano se direcciona como creador de la cultura venezolana, en el cual aplica técnicas artesanales contemporáneas, y al mismo tiempo, impulsa un modelo productivo que provee de sustento la vida del artesano y su familia.

Expresó que tanto el comandante Hugo Chávez como el presidente de la República, Nicolás Maduro, orientan políticas en apoyo a los creadores del país. Es así como en el 2013 se aprobó por unanimidad la Ley para el Desarrollo y la Creación Artesanal, cuyo instrumento legal conformado por 33 artículos, tres disposiciones transitorias, una derogatoria y una final, brinda protección a la actividad creadora del país.

"Antes, en la cuarta república, existía un modelo de represión y persecución hacia los artesanos (...) Eso cambio con el comandante (Hugo) Chávez, quien impulsó la Revolución Cultural. El artesano antes no contaba con espacios para divulgar ante el pueblo su trabajo. Chávez también impulsó leyes para proteger los ambientes donde se desenvuelve la actividad artesanal, esto significa que existe mayor conciencia social que dignifica al artesano", señaló.

Es por ello que Castro, indicó que él junto al colectivo de artesanos de la jurisdicción y el movimiento Tupamaro tienen planteado presentar una propuesta ante la Cámara Municipal para crear una ordenanza artesanal adecuada al instrumento nacional que permita potenciar la artesanía dentro de las siete parroquias de Guaicaipuro y fortalecer jurídicamente el hecho artesanal a nivel municipal.

"Los artesanos somos productores del municipio al igual que los agrícolas, quienes además promovemos nuestros valores autóctonos y artísticos para preservar nuestra idiosincrasia, lo que nos hace trabajadores culturales. Es por ello que consideramos que a través de técnicas como alambrismo, miniesculturas, macramé, cerámica, podemos impulsar la productividad del municipio y también es una forma de generar nuevos medios de producción que incluyan tanto la artesanía como otros ámbitos como la agricultura, criadero de animales, panaderías", explicó.

La artesanía como expresión artística

Castro nació en Caracas, en la Maternidad Concepción Palacios un 18 de octubre de 1963. Con sólo 12 años se trasladó a Los Teques donde se estableció para desarrollar con el paso de los años la artesanía como actividad productiva.

Este Licenciado en Educación, mención Desarrollo Cultural, con 52 años de edad, considera que la artesanía es expresión artística para el pueblo. Es así como su motivación para hacer productos es la necesidad de plasmar "en piezas el arte como medio creador del hombre".

Son múltiples las técnicas que ha utilizado a lo largo de su vida desde alambrismo hasta la técnica de elaboración de miniesculturas con material de arcilla, donde ha desarrollado métodos con materia prima de la naturaleza que enaltecen a nuestras culturas aborígenes y a grandes próceres de la Revolución como Ezequiel Zamora y el Che Guevara.

Durante un periodo de su vida también fue carpintero, actividad económica que le permitió más adelante impulsar con facilidad la técnica de tallado en madera.

Crear red de comercialización

Generar una red de comercialización sólida de artesanos es la meta trazada no sólo por Castro sino por un grupo de artesanos agrupados en colectivos y fundaciones que cada semana instalan la Feria Artesanal de Guaicaipuro en los espacios de la plaza Andrés Bello de la capital mirandina. Allí no sólo exhiben sus trabajos sino que además ocupan los espacios públicos de forma saludable para promover la cultura local.

"El artesano no sólo está comprometido con sus piezas sino con tomar de manera productiva los espacios públicos para transformalos en zonas de paz", compartió con AVN.

Sostuvo que su fundación Acrapocon (creada hace nueve años) junto a otras instancias organizativas como Eclerticirco, Pliniboncon, la Sala de Batalla Caminos de Guaicaipuro, y colectivos que conforman Crearteques, tienen planteado el impulso de un modelo económico, cultural y social con el apoyo de la Alcaldía de Guaicaipuro, a través de las secretarias de Gestión Económica y Desarrollo Social, así como la Dirección de Cultura.

"Somos cuatros fundaciones englobadas en Crearteques. Juntos estamos generando la propuesta de un nuevo sistema de economía para impulsar la productividad de mujeres, amas de casa, madres, hombres y jóvenes, para que aprovechen su tiempo lejos del ocio y en colectivo se cree una red de comercialización completa donde se distribuya arte a precios accesibles", destacó.

Para incentivar este modelo económico productivo, primero se impulsarán un ciclo de talleres de formación artesanal, a partir de marzo de este año, el cual estará dirigido a las comunidades.

"Queremos transmitir nuestro conocimiento para garantizar el intercambio de saberes", explicó al tiempo que señaló que unos 18 artesanos están integrados para impulsar estos talleres.

Sostuvo que a pesar de que se le dificulta encontrar algunos materiales para la fabricación de sus piezas producto de la coyuntura económica que atraviesa el país, no ha detenido su trabajo diario, pues usa materiales reutilizables y con carácter reciclable.

"Los artesanos no son revendedores, son creadores, un artesano construye desde la creación artística y plástica (..) Tenemos que cambiar la cultura capitalista de comprar en centros comerciales porque el artesano produce cosas hermosas. Es necesario el apoyo institucional para regular la materia prima de los artesanos", llamó.

Desde el 2015 se desarrollan semanalmente las Ferias Artesanales de Guaicaipuro en la plaza Andrés Bello de Los Teques, de miércoles a viernes. Allí la población que acude no sólo disfruta de piezas elaboradas con técnicas de tejido de macramé, cerámica artística, alambrismo, arcilla, cuero, tallado de madera, tejido, masa flexible, miniescultura, sino de actividades culturales.

En las ferias participa una red de artesanos integrado por colectivos, organizaciones populares y fundaciones integradas por Poder Popular.

"Este es un movimiento firme que esperamos mejorar cada día (..) Buscamos promover conciencia para que la gente comience a empoderarse de los medios de producción", aseveró Castro.

14/02/2016 - 01:52 pm
Video

${title}

${subTitle}