Complejo socioproductivo de Guanare se construye con 800 familias organizadas

Guanare, 18 Abr. AVN .- Organizadas en brigadas socialistas de construcción, piscícolas, turísticas y productivas, 800 familias participan en la edificación del primer complejo socioproductivo de Guanare, estado Portuguesa.

La infraestructura se erige en el sector Las Tablitas sobre 149 hectáreas, en las cuales se establecerán unidades agroproductivas, un sistema de posadas turísticas, viviendas y obras de urbanismo que impulsarán la transformación integral del hábitat y la producción de alimentos en espacios controlados.

La primera fase del proyecto comenzó a ejecutarse en 2010 con más de 8 millones de bolívares aportados por el Gobierno de Portuguesa y ya el Consejo Federal de Gobierno (CFG) aprobó 12 millones de bolívares para dar inicio a la segunda etapa.

En articulación con la comunidad se han consolidado hasta ahora 121 viviendas, servicios básicos, aceras y brocales y 10 lagunas piscícolas. En construcción se encuentran seis casas de cultivo para la producción de frutas y hortalizas.

El proyecto se desarrolla en una superficie que colinda con la autopista José Antonio Páez y, en total, contempla el establecimiento de 120 casas de cultivo, 19 lagunas para la cría y reproducción de cachama y 80 hectáreas para la producción de alimentos a cielo abierto.

La vocera principal del consejo comunal Las Tablitas, Doralys Ortiz, indicó que esta obra es producto de la comunidad organizada y del trabajo mancomunado con el Gobierno de Portuguesa, tanto en la concepción como en la formulación de proyectos integrales de desarrollo, con viabilidad técnica y financiera.

“Nos emociona ver que nuestros proyectos se hacen realidad y ver que avanzamos en la construcción de un modelo socioproductivo, que será todo un complejo agroindustrial”, expresó.

El complejo socioproductivo absorberá mano de obra de la comunidad, generará 320 empleos directos y de 800 a 1.000 indirectos.

Escuela de formación

En Las Tablitas habitan 5.900 personas, integradas en 800 familias y en más de 25 brigadas socialistas.

Cada brigada está conformada por 40 y hasta 50 miembros que, a través del convenio Cuba-Venezuela, reciben capacitación técnica en las áreas piscícola, turística y productiva, así como en materia de construcción, agroecología y control de alimentos.

“Más que un complejo socioproductivo, esto ha sido y sigue siendo una escuela de formación para nosotros”, aseveró la vocera del consejo comunal.

Ortiz apuntó que el trabajo de la comunidad confirma el éxito del método “aprender-haciendo”, gracias al apoyo de instancias como Gobernación, Petróleos de Venezuela (Pdvsa) Agrícola, Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) y Universidad Nacional Experimental de Los Llanos Ezequiel Zamora (Unellez).

“Estamos aprendiendo-construyendo y esta es una maravillosa experiencia que fortalece al pueblo organizado”, resaltó.

Argumentó que la conformación de brigadas socialistas y el adiestramiento para labores técnicas permitieron a la comunidad sustituir 120 ranchos por viviendas, construir lagunas y participar de manera directa en la instalación de invernaderos.

“Ya no necesitamos empresas capitalistas para hacer proyectos productivos”, manifestó.

El presidente de la Empresa Socialista de Invernaderos de Portuguesa (Esip), Yosmir Piñero, apuntó que la capacitación de las brigadas socialistas se realiza mediante el convenio Cuba-Venezuela e incluye cursos para la instalación de invernaderos y manejo de cultivos.

“Abordamos con especial énfasis a las personas que trabajarán en las diferentes unidades del complejo socioproductivo”, acotó.

La capacitación comunitaria contempla la divulgación y promoción de prácticas agroecológicas, así como de técnicas para el cultivo en espacios controlados y de mecanismos que garanticen la distribución de cada uno de los productos.

“La idea es que campesinos, trabajadores y vecinos se preparen para incorporarse a la actividad productiva y más adelante puedan fomentar el cultivo en sus áreas de influencia, sin el uso de químicos ni sustancias contaminantes”, explicó.

Casas de cultivo

En el complejo de Unidades Socioproductivas de Guanare se establecerán 120 casas de cultivo, seis de ellas están en construcción y otras 12 están por iniciarse para lograr en el corto plazo la producción de 400 mil kilos de alimentos, entre tomate, pimentón, cilantro, frutas y otros rubros.

Cada módulo abarcará una superficie de 2,5 hectáreas: una para la producción y 1,5 en área de construcción.

El presidente de la Esip, Yosmir Piñero, informó que existe un gran avance en la construcción de las primeras seis casas de cultivo: “Ya construimos el par vial, la mitad de la red de aguas servidas está lista y sólo falta culminar el cabezal de riego”, para garantizar la fertilización de los cultivos.

La producción inicial cubrirá las necesidades internas del sector Las Tablitas y otras comunidades del suroeste de Guanare, pero progresivamente se podrá abastecer a toda la población portugueseña, a través de la red pública de distribución de alimentos.

“La cosecha será por escalas y por eso la producción se mantendrá durante todo el año”, destacó Piñero.

Nueve meses

La primera etapa del Complejo de Unidades Socioproductivas de Guanare se culminará en nueve meses y con ella se consolidará la producción piscícola local.

El gobernador de Portuguesa, Wilmar Castro Soteldo, anunció que éste será un gran logro de la Revolución Bolivariana, pues el sistema de lagunas para la cría de cachama no sólo será un complejo eficiente a nivel de productividad, sino que garantizará la reproducción y colocación del producto, a muy bajo precio.

“Con la primera fase fortaleceremos la producción piscícola y con la segunda la producción de alimentos de origen vegetal”, subrayó.

Sostuvo el mandatario portugueseño que este complejo socioproductivo será un gran aporte para la soberanía alimentaria del pueblo venezolano y, además, constituirá la primera experiencia comunitaria de desarrollo periurbano de la entidad.

Destacó que la participación decidida de la comunidad y el compromiso de impulsar la transformación integral del hábitat ha permitido avanzar en una propuesta que costará 20 millones de bolívares, pero que por las vías convencionales de ejecución rondaría los 80 y 85 millones.

“Sin el apoyo y la organización de nuestro pueblo esto no sería posible”, aseveró.

AVN 18/04/2011 09:45
Compartir en Facebook