Desmantelada célula armada que promovía acciones vandálicas en el este de Caracas y Miranda

Caracas , 09 May. AVN.- Una banda que operaba como célula armada y que era responsable de las acciones vandálicas ocurridas en el este de Caracas y en el estado Miranda fue desmantelada por fuerzas de seguridad del Estado, informó este martes el vicepresidente de la República, Tareck El Aissami.

Indicó que esto se logró luego de la captura de Nixon Leal, quien hasta hace poco cumplió privativa de libertad en el estado Aragua y tenía medida de presentación ante tribunales por su participación en el plan La Salida que activó la derecha en 2014.

En declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión y en rueda de prensa desde la sede de la Vicepresidencia, en Caracas, señaló que Leal forma parte del partido Primero Justicia.

"Nixon Leal es un ciudadano perteneciente al partido opositor Primero Justicia y está directamente vinculado al diputado Julio Borges", dijo El Aissami. 

 

Puntualizó que las investigaciones también arrojaron que Leal estructuró la "insurgencia armada" que operaba en Altamira, Chacao y Bello Monte, en el este de Caracas, y que este ciudadano logró articular grupos armados en Catia, al oeste de la ciudad capital.

El Aissami igualmente explicó que dieron con la captura de Leal tras la detención, en abril pasado de Guido Rodríguez, responsable de las acciones vandálicas contra la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, así como tras la detención de los hermanos Sánchez.

En un video, difundido por el Vicepresidente, se presentaron audios y algunas imágenes en las que se evidencia la responsabilidad de Nixon Leal, quien daba instrucciones para ejecutar estos hechos violentos en Caracas y Miranda.

También se logró la captura de siete de los cabecillas de esta banda, quienes responden a los nombres de: José Daniel Hernández (alias Amarillo, jefe de la célula armada que operaba en el 23 de Enero, El Paraíso, El Valle y Montalbán, en Caracas); Fermín Castillo (alias El Loro, militante del partido opositor Vente Venezuela y jefe de la célula establecida en Bello Monte, al este de Caracas); Oswaldo García Piñero (alias El Portu, quien participó en varias reuniones realizadas en Los Cortijos, Caracas, y se encargaba de organizar la logística en el este de la ciudad capital). 

 

De igual forma, fueron capturados Frances García Ortega ( alias Kike, proveedor de insumos y materiales para estas acciones violentas); Manuel Alejandro Cotiz (alias El Cotiz);  Carlos Alberto Contreras (alias Carlos49, quien como Cotiz asistió a varias reuniones lideradas por Nixon Leal; y Carmen Salazar (alias La Señora, quien cumplía funciones de logística).

 

 

 Zurimar Campos, AVN

En el audio difundido, como resultado de la Operación Zamora, también se detalló que a estos ciudadanos se le incautaron materiales explosivos, armas y municiones.

La banda desmantelada estuvo vinculada con acciones violentas que se registraron en Distrito Capital y Miranda en abril y los primeros días de mayo, situación que se ha repetido en algunos estados como Carabobo, Aragua y Vargas tras llamados a manifestaciones que han realizado sectores de derecha, cuyo saldo es de 35 personas fallecidas, más de 700 heridos y pérdidas económicas a los sectores público y privado.

Estos hechos son similares a los ocurridos en algunas ciudades del país en 2014, cuando sectores de derecha activaron el plan La Salida que dejó 43 personas fallecidas. 

 

Ataques a militares

Los ataques a unidades militares y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) formaban parte de los planes de la célula terrorista armada que operaba en la Gran Caracas.

Junto al ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, El Aissami indicó en la rueda de prensa que el grupo insurgente armado estaba dedicado a generar actos terroristas y focos de elevada violencia callejera con fines políticos, y que han actuado sistemáticamente en los hechos suscitados durante las últimas semanas.

"Una de las acciones que estaban planificando para esta semana era irrumpir en la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, comúnmente llamada aeropuerto de La Carlota, para incendiar helicópteros y aeronaves militares, y con ello generar una conmoción internacional, y tratar de imponer la matriz de opinión de que hay una rebelión o alzamiento militar en Venezuela", detalló el Vicepresidente, en transmisión de Venezolana de Televisión.

El grupo insurgente se dedicaba a reclutar jóvenes de diversos estados del país, quienes eran trasladados a la capital para participar en entrenamientos de insurrección urbana, "y recibían pago en bolívares o en divisas, según la misión terrorista encomendada y según los resultados obtenidos"

El Aissami divulgó un audio en el que uno de los miembros del grupo armado también planeaba atacar a efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), e indicó que en el momento de la detención de este grupo fueron incautados diversos tipos de indumentaria y armamentos de guerra, como fusiles automáticos, granadas fragmentarias, municiones, uniformes, bombas de gas lacrimógeno y cohetes.

También informó que este grupo operaba en coordinación con bandas delictivas de la capital, para generar caos y sustentar la matriz mediática internacional de que hay clima de ingobernabilidad en el país, utilizada por la derecha para solicitar una intervención extranjera.

"A partir de las investigaciones pudimos constatar que (los grupos insurgentes) están complotados con bandas criminales en Caracas, para que durante horas de la noche éstas actuaran y generaran asaltos, saqueos y violencia criminal nocturna", indicó. Tal fue el caso de la banda desarticulada la noche de este lunes en la Cota 905.

09/05/2017 - 01:44 pm