Derecha venezolana planifica con Fondo Monetario Internacional paquetazo neoliberal

Caracas, 14 Oct. AVN.- Representantes de la derecha venezolana planifican con financiamiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) aplicar un paquetazo neoliberal en Venezuela, y han acudido a ese organismo para hablar de un préstamo superior a los 50.000 millones de dólares, denunció este miércoles el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, en su programa de televisión Con el mazo dando.

En transmisión de Venezolana de Televisión, Cabello divulgó un audio en el que se escucha a Lorenzo Mendoza, representante de la derecha venezolana y dueño de Empresas Polar, en una conversación telefónica con el también empresario Ricardo Haussman, ex ministro en el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez— período en el que se aplicó un paquete neoliberal que conllevó a la rebelión social del 27 de febrero de 1989— y que en la actualidad vive en Estados Unidos.

En la conversación, Mendoza y Haussman coinciden en que el camino para Venezuela es acudir al FMI, y éste último considera necesario un plan de ajustes para el país, para lo cual -afirma- viajó a las oficinas del ese organismo para plantear qué hacer en caso de recibir una llamada de los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, o de Francia, Francois Hollande.

"He estado en conversaciones con el Fondo Monetario Internacional, el vicepresidente para el Hemisferio Occidental es un amigo mío desde hace 20 y pico de años, (...) he tenido muy buenas conversaciones con él y con todo el Fondo", asegura el ex ministro de CAP.

Haussman dice que acudió al FMI tras pedir una reunión pétit comite (grupo pequeño con poder de decisión) para plantear: "¿Qué haríamos si tú (FMI) recibes una llamada de Obama o de Hollande, o de quien sea, y diga (...) para nosotros es muy importante que ustedes se metan en Venezuela, ¿de qué estaríamos hablando, en qué contexto?".

Más adelante agrega: "Creo que los plazos están más o menos bien. En este momento, nosotros estamos con el talento y la capacidad para hacer un plan de ajustes para Venezuela".

Haussman nombra además a diferentes actores que apoyan su plan y que podrían participar en él, entre ellos: Miguel Ángel Santos, Douglas Barrios, José Ramón Morales y Alfredo Guerra, así como algunos grupos con los que tiene proyectos en Colombia, México y Perú.

En el audio, Mendoza le expresa a Haussman su aprobación a esta propuesta, y le asegura que él y su grupo de aliados son los únicos que pueden desarrollar las medidas contra el país que implica la "receta" del FMI, y entre las cuáles figuran la privatización recursos y servicios básicos, recortes a la inversión social y congelamiento de salarios.

"Lo que me estás diciendo es el abc de lo que nos va a tocar y las únicas personas que están en capacidad para entender eso y para poder procesarlo eres tú y tu grupo, y algunos aliados que puedas tener cerca de donde estás", le dice Mendoza a Haussman.

Plantean también que además de los 50.000 millones dólares del FMI habría que recurrir al Banco Mundial y otros organismo para negociar unos 11.000 millones de dólares adicionales.

Llamado a la unidad nacional

A propósito de estos planes neoliberales de la derecha, Cabello alertó al país sobre las pretensiones de estos sectores y ratificó la necesidad de acatar el llamado a la unidad nacional que en diciembre de 2012 convocó el comandante Hugo Chávez, en su última alocución al pueblo.

"Ellos, desde la comodidad de sus millones, se sientan a negociar la suerte de los venezolanos con el FMI, que ha demostrado no tener escrúpulos y que son capaces de acabar con el pueblo, de privatizarlo todo", alertó Cabello, quien ratificó la importancia de que los candidatos de la Revolución Bolivariana sean ganadores en las elecciones de diciembre próximo: "Ganar es seguir fortaleciendo a la Revolución Bolivariana, y vamos a seguir fortaleciendo el rumbo que el comandante Hugo Chávez nos dejó".

El pasado martes el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante su participación en la instalación del Congreso de la Juventud Trabajadora y Productiva, denunció que sectores de la derecha planificaban solicitar al FMI un préstamo por una cantidad superior a los 50.000 millones de dólares, siempre y cuando éstos pudieran derrotar a la Revolución Bolivariana una vez que resultaran ganadores en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre próximo.

"Tengo las pruebas de que el FMI ha recibido una visita de un grupos de tecnócratas y pelucones quienes han expuesto este plan y han pedido 60 mil millones de dólares y el fondo les ha dicho que podría prestárselos si derrocan el Gobierno revolucionario de Nicolás Maduro", alertó el Presidente, al tiempo que denunció que la derecha diseña un plan violento insurreccional, para no reconocer los resultados del 6 de diciembre.

15/10/2015 - 12:24 am