Espíritu de lucha de indígena Ana Soto renació en la conciencia de mujeres larenses

Barquisimeto, 07 Mar. AVN.- El espíritu indomable, luchador y combativo de la indígena gayona Ana Soto renació en la conciencia de larenses que conforman un movimiento de mujeres que lleva el nombre de esta guerrera, quien luchó en contra de la Conquista española en las tierras que conforman hoy el estado Lara.

Esta mujer, que nació en 1618, lideró un movimiento de hombres y mujeres indígenas en la zona de lo que hoy es la región Centro-Occidental: Lara, Yaracuy, Portuguesa y Falcón. El movimiento que lideró mantuvo una feroz lucha de resistencia en contra de la Conquista española durante 50 años, hasta que finalmente fue apresada y asesinada cruelmente por sus captores.

Mujeres del estado Lara, así como de otras regiones del país, han retomado en este siglo XXI el espíritu combativo de la cacica criada en la población de Bobare, para luchar en contra de un modelo económico e ideológico opresor, heredero de la Conquista española, que aspira a mantener a la mujer en una inaceptable condición de explotación.

Así, el Movimiento de Mujeres Ana Soto lucha por el derecho de las mujeres y de los hombres a vivir en un mundo más justo, equitativo y entre iguales.

Este 8 de marzo, en el Día Internacional de la Mujer, las integrantes de este colectivo recuerdan la gesta de Ana Soto con más lucha, más combate y más conciencia ideológica, social y política

En búsqueda de la equidad

El Movimiento de Mujeres Ana Soto surgió en 2008, a propósito del inicio de los preparativos de la Conferencia Internacional de Mujeres de Base, que se celebró en 2011 en Caracas, Venezuela, señaló María Fernanda Sánchez, joven coordinadora de este movimiento.

Sánchez, de 22 años de edad y estudiante de Ciencias Sociales en la Universidad Pedagógica de Barquisimeto, explicó que el colectivo surgió por esta coyuntura, pero el objetivo de fondo de este movimiento radica que en crear un espacio "que le permita a la mujer organizarse, para superar el modelo socio-político e ideológico dominante imperante en el mundo: El capitalismo".

Disney Colmenares, otra de las más de 50 guerreras de la vida diaria que conforman este colectivo, dijo que luego de culminada la Conferencia Internacional de Mujeres de Base, comenzó un trabajo de organización, "que le permita a la mujer salir del hogar a desarrollarse social y políticamente".

Colmenares explicó que el colectivo trabaja en la actualidad con la organización de talleres, que les permita a las mujeres, sobre todo a las amas de casa, asumir un trabajo remunerativo.

Asimismo, organizan foros y conversatorios sobre temas fundamentales que afectan a las mujeres: la violencia doméstica y de género, así como la lucha por obtener más y mejores derechos en el ámbito laboral, consolidar el autoestima femenino y lucha por la equidad en la distribución de las tareas del hogar con el hombre, entre otros temas que afectan la vida diaria de las mujeres venezolanas.

Extensión del post-natal: La lucha de hoy

María Fernanda Sánchez destacó el trabajo realizado por el Movimiento de Mujeres Ana Soto en la discusión sobre la reforma de la Ley Orgánica del Trabajo (LOT), que debatirá la Asamblea Nacional (AN). "Nos hemos incorporado a este debate que han desplegado mujeres de todo el país", enfatizó Sánchez.

Agregó que mujeres organizadas en diversos movimientos presentarán ante la Asamblea Nacional 30 propuestas de artículos de la LOT, relacionadas con la inserción de la mujer en el trabajo, así como otros derechos que, a consideración de estas mujeres, deben ser incorporados en la reforma de la Ley Orgánica del Trabajo.

Entre estas destacó como bandera la extensión de un año del post-natal, que les permitirán acompañar a sus hijos recién nacidos durante más tiempo, "sin que se vean afectados sus sueldos y salarios, así como posibles aumentos, la seguridad social y la estabilidad laboral" de las madres.

Superar violencia de género: Un reto impostergable

Sánchez agregó que entre estas propuestas para la nueva LOT también resaltan la inserción de mujeres trabajadoras en la economía popular y las amas de casa.

Destacó que "estas mujeres deben ser identificadas en la nueva Ley Orgánica del Trabajo, en virtud de que muchas veces son vejados sus derechos, porque no están reflejadas en una ley y porque no tienen a dónde acudir, para hacer escuchar su voz".

Advirtió que más de 50 por ciento de las personas que trabajan en la economía popular son mujeres, como es el caso de Asicla López, que trabaja vendiendo cafés y otros bienes comerciales comestibles en la sede de la Casa del Proletariado, sede del Movimiento de Mujeres Ana Soto.

López, al igual que María Fernanda Sánchez y Disney Colmenares, forma parte de este movimiento de mujeres luchadoras en la batalla de la vida diaria.

Aunque López está de acuerdo con esta propuesta, por razones obvias, considera que la violencia de género es uno de los principales retos de la sociedad venezolana.

Señaló que para estos fines el colectivo Ana Soto ha desarrollado una ruta de trabajo, "que nos permita a las mujeres, así como a los hombres y a la sociedad venezolana, poder desarrollar una estrategia más efectiva sobre el tema de la violencia doméstica".

Agregó que este trabajo de conciencia lo desarrollan a través del contacto directo con mujeres agredidas, también en conversatorios, foros y otros encuentros, "en los que debatimos y reflexionamos sobre este tema y otros, que nos ayude a romper el modelo dominante".

Agregó que esta labor debe brindar la posibilidad de instaurar un sistema de vida más justo, como consideran las mujeres del Movimiento Ana Soto al socialismo, "como el que empujamos todos juntos y juntas en Venezuela", subrayó Soto.

Félix Gutiérrez AVN 07/03/2012 14:23
Compartir en Facebook