Factores pro injerencistas arrecian discurso contra Venezuela

Caracas, 19 Abr. AVN.- La derecha en Venezuela y de la región se han aliado en función de un objetivo: crear un escenario que le permita configurar una intervención extranjera en la patria bolivariana, y en ese sentido han arreciado su accionar en las últimas horas.

Muestra de ello ha sido el comunicado emitido este martes por el Departamento de Estado de Estados Unidos, publicado por el portavoz de esta instancia Mark Toner.

A través de dicho texto se agrede a las instituciones del Estado venezolano y se avalan los planes violentos de agentes de laderecha criolla, dándole luz verde a ese sector para activar un proceso golpista en Venezuela, hecho que fue repudiado por el presidente de la República, Nicolás Maduro.

En esa línea, gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay se han inmiscuido en asuntos internos de Venezuela, situación que transgrede las normas y leyes internacional que se refieren al principio de no intervención en los asuntos internos de los Estados.

A cualquier precio se pretende socavar las bases del Estado de derecho en Venezuela, y en ese sentido no se han querido quedar atrás los diputados de la derecha a la Asamblea Nacional, órgano legislativo que se encuentra en desacato a la Constitución Bolivariana.

Para ello, el diputado Luis Florido han visitado varios países del continente, para ejecutar su tarea de mal poner a Venezuela y sus instituciones. Propiciar la intervención es el objetivo único, lo que constituye un acto de conspiración y traición a la patria.

“Yo he dicho, el cambio político depende de tres patas: la Asamblea Nacional decidida a seguir adelante, el pueblo protestando y reclamando sus derechos, y la comunidad internacional presionando. En este momento están activos estos tres elementos; es decir, que en cualquier momento se puede producir una salida electoral negociada, pero nadie puede ceder ni un ápice de lo logrado hasta ahora”, dijo en su viaje a Panamá, donde se reunió con ministro de la Presidencia de ese país, Álvaro Alemán.

Otro de los parlamentarios que ha promovido el lobby internacional es Julio Borges, de Primero Justicia, quien indicó en Washington que la migración de venezolanos a otros países del continente es resultado de una "enfermedad contagiosa" que puede afectar al resto de la región.

Aunado a eso, la derecha nacional ha activado en los últimos días un espiral violento con grupos terroristas y vandálicos, que actúan tras los llamados a la calle de los voceros pertenecientes a la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

19/04/2017 - 01:29 pm