Familiares de campesinos asesinados buscan justicia a través de ley constituyente

 

Caracas, 08 Sep. AVN.- El asesinato de líderes campesinos es una de las expresiones de la violencia promovida por sectores antichavistas desde 1999, cuando comenzó la construcción de un nuevo panorama que se propuso, entre otros aspectos, la democratización de la tierra. Para frenar esos avances, se atentó contra luchadores como Armando García, mejor conocido como "El Pelaíto", asesinado el 19 de septiembre de 2002.

"A mi papá lo asesinan antes del paro petrolero y después del Golpe de Estado, en medio de esos dos eventos de llamado a la violencia fascista. Lo asesinan por pensar diferente a Leopoldo López, a (Henrique) Capriles, lo asesinan en su casa frente a sus hijos y esposa. Le robaron el derecho de abrazar a sus nietos, nos obligaron a abrazar una fotografía", contó Maite García, hija de Armando y miembro de la Comisión por la Verdad, la Justicia la Paz y Tranquilidad Pública.

La también vocera del Comité de Familiares de Víctimas del Sicariato Campesino compartió la experiencia vividas el asesinato de su padre, que acompañó al comandante Hugo Chávez en la promulgación de la Ley de Tierras y Desarrollo Agrario, en el foro político Viernes Chavista, celebrado en el Instituto Nacional de Tierras (Inti).

Al compartir con trabajadores del organismo, que debaten la Ley Contra el Odio, la Intolerancia y por la Convivencia Pacífica, García precisó que la iniciativa de hacer justicia a los familiares de las víctimas de la violencia desmedida de la oposición venezolana nació por iniciativa del presidente de la República, Nicolás Maduro, cuando era diputado de la Asamblea Nacional (AN).

 Andreína Blanco, AVN

"Cuando estaba en la Asamblea Nacional, en un homenaje a mi papá, devastada por el dolor, me desvanecí en una de las columnas frente a la fuente (del Palacio Federal Legislativo), y el entonces diputado Nicolás Maduro me levanta, me agarra de los hombros y me dice: 'No, señor. Pelaíto no murió arrodillado ante nadie. Usted levanta la bandera de su Pelaíto, y la va a llevar con la dignidad con la que él defendió su patria", relató.

Recordó que la propuesta de ley que buscaba validar la violencia como arma política, promovida en 2016 por la derecha parlamentaria, pretendía sepultar en el olvido a las víctimas. "Los abogados dicen: a confesión de partes, relevo de pruebas. Ellos estaban allí en esa ley, justamente, confesando todos los delitos que desde 1999 han cometido".

En el foto también participó el defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz Angulo, quien indicó que Venezuela está a tiempo de prevenir los crímenes por odio no solo con la aprobación del proyecto de ley constituyente, sino también a través de la formación desde el hogar de seres humanos con valores humanistas y solidarios.

La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) "dice que todas las guerras comienzan en la mente de las personas, y la paz solo la vamos a construir desde la mente de las personas, es decir, en esas relaciones distintas", expresó el defensor, quien refirió que los Derechos Humanos deben prevalecer por encima de cualquier prejuicio social, político o cultural.

Lea también:

Propuestas para erradicar el sicariato campesino serán llevadas a la Constituyente

Comisión para la Verdad sistematiza denuncias de las víctimas de la violencia política

08/09/2017 - 03:40 pm