FANB ratifica su compromiso en defensa de la soberanía ante amenaza belicista

Caracas, 14 Ago. AVN.- La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) rechazó este lunes las declaraciones hechas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien se plantea la posibilidad de intervenir militarmente a Venezuela ante el fracaso de estrategias intervencionistas como el golpe suave.

"El comandante supremo Hugo Chávez Frías nos lo advirtió en muchas ocasiones y nos exigió prepararnos para ello. Desde el mismo momento en que la Revolución Bolivariana inició la reconquista del invaluable bien la independencia, los grandes grupos de poder activaron sus perversos mecanismos de dominación, para acabar con este hermoso proceso que se fundamenta en la justicia social, la igualdad y el humanismo, y que por tal razón ha tenido que librar una férrea lucha contra el sistema capitalista mundial", reza el comunicado leído por el ministro del Poder Popular para la Defensa, Vladimir Padrino López, desde el Batallón Ayala, en Fuerte Tiuna, Caracas.

A continuación el comunicado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana:

Con profunda indignación hemos escuchado las desmesuradas declaraciones del pasado viernes 11 de agosto de 2017, por parte del presidente de Estados Unidos Donald Trump, en las cuales señaló que "no descarta una opción militar" al referirse a la situación de Venezuela.

Sin duda alguna, esta infeliz afirmación quedará registrada como una de las más graves amenazas que alguna vez se haya lanzado sobre nuestra amada nación; no solo porque proviene del gobierno de la mayor potencia militar del mundo, sino también, porque se constituye en el corolario de un plan intervencionista preconcebido del cual se viene registrando una cadena de eventos, entre los cuales podemos destacar:

Los señalamientos que el 02 de octubre de 2015 hiciera John Kelly, jefe de lComando Sur, sobre la situación económica del país.

La orden ejecutiva expedida por el expresidente Barack Hussein Obama, el 09 de marzo de 2015, mediante la cual calificó a Venezuela como "una amenaza inusual y extraordinaria"; y la posterior ratificación de tal orden en los años 2016 y 2017.

Las nefastas afirmaciones de ese oscuro personaje de la política imperial norteamericana llamado Álvaro Uribe Vélez, cuando el 13 de mayo de 2016, asomó la eventual actuación de un cuerpo armado extranjero en nuestro territorio.

Las ilegales y alevosas acciones emprendidas por el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, al invocar de manera fraudulenta y con argumentos absurdos, la aplicación de la carta democrática en contra del país.

La entrevista del 06 de abril de 2017, al almirante Kurt Tidd, también jefe del comando sur, en la cual expresó de manera velada la posibilidad de una respuesta a nivel regional debido a la inestabilidad en Venezuela.

La conformación de una alianza de gobiernos de derecha bajo el patrocinio de Estados Unidos con la intención de aislar al Gobierno venezolano.

Las amenazas del presidente Donald Trump de tomar "rápidas y fuertes acciones económicas, si el gobierno de Venezuela procedía con la asamblea nacional constituyente".

Las sanciones económicas impuestas a funcionarios venezolanos en el transcurso de este mes, con alegatos absolutamente insensatos y carentes de la más elemental legalidad.

Como puede apreciarse a simple vista, se trata de la típica escalada, del desgastado subterfugio de la defensa de los derechos humanos y la libertad, para intervenir militarmente en un país, imponiendo sus intereses políticos al tiempo que se apoderan de los recursos naturales disponibles para satisfacer sus desmedidas ambiciones económicas.

También resulta insólito que el mandatario norteamericano se refiera a Venezuela como "un desastre muy peligroso", cuando su gobierno no encuentra solución a complejos problemas como el consumo masivo de diversos tipos de droga, la discriminación racial, el consumismo y la desigualdad; así como su política guerrerista que tanto daño ha causado y sigue causando a la humanidad. Por eso nos solidarizamos con el pueblo de los Estados Unidos en sus nobles aspiraciones sociales.

¡No es la primera vez que enfrentamos a un poderoso imperio!

El comandante supremo Hugo Chávez Frías, nos lo advirtió en muchas ocasiones y nos exigió prepararnos para ello. Desde el mismo momento en que la Revolución Bolivariana inició la reconquista del invaluable bien la independencia, los grandes grupos de poder activaron sus perversos mecanismos de dominación, para acabar con este hermoso proceso que se fundamenta en la justicia social, la igualdad y el humanismo, y que por tal razón ha tenido que librar una férrea lucha contra el sistema capitalista mundial.

En este sentido, una alianza internacional conformada por varios gobiernos, con el apoyo de corporaciones económicas y de algunos partidos políticos de la derecha venezolana, han desplegado tácticas de guerra híbrida mediante las cuales han afectado la economía; han desarrollado estructuras criminales y acciones terroristas orientadas a generalizar la violencia, la anarquía y el caos para generar inestabilidad y consecuentemente derrocar al gobierno legítimamente constituido.

¡Los hemos derrotado una y mil veces en sus macabras intenciones y lo seguiremos haciendo, los seguiremos venciendo!

En estos aciagos momentos cuando se cierne sobre la nación la sombra tenebrosa de la garra imperialista, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana reitera su vocación pacifista; pero reafirma el sagrado juramento de defender la patria y sus instituciones hasta perder la vida si fuese necesario. Pero no moriremos, viviremos para vencer. Así mismo, ratifica su incondicional apoyo y absoluta lealtad al ciudadano Nicolás Maduro Moros, presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, nuestro comandante en jefe, en cuyo liderazgo confiamos para superar las dificultades y encontrar el camino hacia la reconciliación, la paz, la estabilidad y el desarrollo nacional.

Ninguna potencia o imperio foráneo nos arrebatará el derecho a ser libres, soberanos e independientes. En esta batalla nos ilumina el fuego inmortal de nuestros libertadores, de Bolívar, de Zamora y de Chávez, cuyo ejemplo de lucha y dignidad es el estandarte que señala la ruta hacia la gran victoria.

Finalmente hacemos un llamado a todos los hombres y mujeres, nacionales y extranjeros que aman esta tierra de gracia, para que apartando las diferencias de cualquier tipo y unidos como hermanos, enfrentemos con firmeza esta desdichada amenaza. Los invitamos a entonar esta gloriosa estrofa del himno del Ejército Bolivariano:

¡Y si el brazo extranjero se atreve a infamar de este suelo el honor, antes muerte mil veces nos llegue que rendirnos al torpe invasor!

Al cierre de esta intervención, cito al Libertador Simón Bolívar:

"No envainaré jamás la espada mientras la libertad de mi patria no esté completamente asegurada", fin de la cita. (Discurso en el convento de franciscanos de caracas, 02 de enero de 1814).

¡Chávez vive... la patria sigue!

¡Independencia y patria socialista...

Viviremos y venceremos!

Vladímir Padrino López

General en Jefe

14/08/2017 - 02:52 pm