La feria de la Chinita le da inicio a la Navidad en el Zulia

 

Maracaibo, 16 Nov. AVN.- La Navidad ya llegó a la entidad zuliana. Sí, es noviembre, pero para el que vive y sueña en esta región del país y comulga con la respetada y amada Virgen de Chiquinquirá, patrona de los zulianos, la feria en su honor marca no sólo el inicio de esta gran fiesta católica, sino también el comienzo de la temporada decembrina.

No se trata de una moda, la feria es considerada como el abreboca a toda una gran fiesta familiar que inicia con una serenata a la Virgen Morena todos los 18 de noviembre, a las 12:00 de la medianoche, y que sólo termina con la llegada del año nuevo.

"No puedo tener mi casa sin el árbol de navidad para el cumpleaño de la Chinita. Yo viví en otros estados cuando era joven por acompañar a mi esposo en su trabajo y noviembre no se vive con tanta emoción como aquí en el Zulia. Es la magia de la Navidad y de nuestra Reina la que contagia a la gente de esta región", destaca Beatriz Monsalve de Castro, abuela de 73 años y miembro de la organización Servidores de María.

La feria es lo mejor del año, así lo repetía Jesús Terán "Chavín" acompañado de Cardenales del Éxito en una de las tantas gaitas que hablan de esta gran fiesta regional. "Parrandero que se respete tiene que venir a la feria de La China. Irse al amanecer gaitero y de allí ir al juego de béisbol. Mis nietos aguantan ese trote, mis hijos ya tiraron la toalla. Eso es pa' muchachos", comenta Doña Beatriz.

Pero aún ella, sin intención de permanecer despierta bailando por más de 18 horas, acepta que la feria la atrapa: "yo, todos los días, me quedo dormida a las 9:00 de la noche. Pero el 17 de noviembre la cosa cambia, a punta de cafecitos y de buenas conversaciones con los vecinos ese día me quedo despierta para honrar a la China, además, ¿quién dijo que era malo tomarse un vinito a la 12 de la noche de vez en cuando y de cuando en vez?", bromea.

Fiesta patronal

El espíritu navideño en esta región del país se contagia antes de tiempo. Prepararse para la feria implica tener desde finales del mes de octubre, ya todo listo; la fecha tope la marca el último sábado de octubre, día en que la imagen de la Virgen es bajada de su trono para reencontrarse con su feligresía.

El Presbítero Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá, ya está acostumbrado al movimiento que implica la celebración del día de la Reina. Son más de 15 mil personas que, desde el 17 de noviembre, visitan a diario este templo ubicado en pleno corazón de Maracaibo.

"La Feria Internacional de La Chinita tiene un valor principalmente religioso, la energía que se respira para estos días es hermosa, una feligresía unida, amando a su Virgen, dándole la bienvenida a la temporada decembrina es sin duda una bendición. Yo soy el Conserje de la Patrona del Zulia, su fiel servidor, quien tiene la tarea de recordar que esta fiesta es en su honor", resaltó.

Y allí, en la casa de la Reina, se concentran los enferiados, incluso quienes sólo lo hacen por diversión pues la celebración incluye la presentación de un sinfín de gaiteros, con trayectoria nacional e internacional, quienes se suman a las presentaciones con o sin contrato porque, para ellos, cantarle en su día es una obligación.

"Ay mi Chinita. Vos sois mi ternura, mi reina del alma, tu rostro es dulzura que me da la calma. Mi luz infinita", expresa Abdénago "Neguito" Borjas en una de sus tantas letras escritas para la consentida zuliana.

Ricardo Cepeda, otro de los grandes gaiteros, también se derrite de amor por ella: "es la que manda en nuestros corazones, en nuestros pensamientos y en nuestra fe", resume.

La feria de la Chinita se convierte así en el mejor momento para declararle su amor. No necesita de obsequios y, realmente, tampoco de flores. Su pueblo la adora y ella lo sabe. La feria es una excusa.

16/11/2013 - 11:18 am