Gran Misión Vivienda Venezuela avanza en sus cinco vértices

Caracas, 27 May. AVN .- Anunciada hace casi un mes, la Gran Misión Vivienda Venezuela avanza en los cinco vértices que estructuró el Gobierno venezolano para enfrentar el déficit habitacional y construir 2 millones de unidades residenciales entre 2011 y 2017.

En primer término, está el Registro Nacional de Vivienda, activado el 7 de mayo en cinco entidades del país, a los fines de precisar el tamaño de la demanda por regiones.

Tan sólo en Distrito Capital, Vargas, Miranda, Falcón y Zulia se registraron más de 860.000 familias, a 10 días de finalizar esa primera oleada del registro.

El 5 de junio cierra esta fase, y comienza a correr un mes para el análisis y procesamiento de datos. En julio se efectuará una segunda oleada del registro, en los estados Aragua, Carabobo, Yaracuy, Lara, Mérida, Táchira y Trujillo; y la tercera oleada será en septiembre, en Apure, Barinas, Guárico, Portuguesa, Amazonas, Bolívar, Delta Amacuro, Cojedes, Monagas, Nueva Esparta y Sucre.

En el registro participan no sólo quienes necesiten vivienda, bien sea porque viven alquilados, en habitaciones, en pensiones o con varios grupos familiares, sino los que deseen ampliar o remodelar sus casas.

El vértice Terrenos también reporta avances. Las estimaciones de las autoridades apuntan a que se requieren 35.830 hectáreas para los 2 millones de viviendas, con sus equipamientos urbanos: centros de salud, educativos y recreativos, entre otros.

Ya casi 5.000 hectáreas están localizadas, para el inicio del plan, fase 2011-2012, período en el que se levantarán 350.000 viviendas.

2.836 hectáreas fueron decretadas como Áreas Vitales de Viviendas y de Residencias (Avivir), figuras contenidas en la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Vivienda. En ellas, el Estado reordenará la distribución y uso del espacio para destinarlo en prioridad y con urgencia a la construcción de viviendas, de micro comunidades, pequeños o grandes barrios o nuevas ciudades.

El presidente Hugo Chávez, quien dirige el Sistema Nacional de Vivienda y Hábitat, ha instado a las instituciones y comunidades organizadas a acelerar la búsqueda de espacios ociosos o subutilizados para proyectos habitacionales.

Adicionalmente, ha instruido al Fondo de Protección Social de los Depósitos Bancario (Fogade) para que transfiera a la República los activos en poder del organismo, como consecuencia de las crisis bancarias del pasado, donde puedan levantarse urbanismos. Aquellos que no puedan pasar a manos de la nación porque los procesos de liquidación no han concluido serán expropiados.

Por eso, el Jefe de Estado autorizó la transferencia a la República de 78 parcelas, que abarcan 129.053 metros cuadrados, en la urbanización El Molino, en Tocuyito, municipio Libertador, estado Carabobo; que estaban en manos de Fogade.

También firmó la expropiación de 82.000 metros cuadrados (232 parcelas) en la misma urbanización, que pertenecían al Banco Nacional de Descuento, pues el proceso de liquidación, iniciado en los años 70, aún no ha concluido.

El Mandatario también ordenó la expropiación de 44 inmuebles abandonados (40 edificios y cuatro quintas) en Caracas. 14 de ellos serán para damnificados y en el resto se regularizará su condición jurídica y física, pues ya están ocupados por familias que necesitaban techo.

Materiales y ejecutores

El tercer vértice de la Misión es materiales, maquinarias e insumos de la construcción. 48 centros de acopio de materiales para la construcción se constituirán a lo largo de este año en todo el país, que alimentarán los diferentes proyectos habitacionales.

Además, desde el 3 de mayo están exonerados de impuestos los insumos, bienes y servicios para la construcción de viviendas en el país, con el objetivo de impulsar el sector e incluso favorecer a las familias que requieren hacer reparaciones de sus viviendas.

El cuarto vértice de la Gran Misión abarca a los ejecutores, que son cinco: el Gobierno Nacional (a través de sus diferentes entes), los convenios internacionales, las autoridades estadales y locales, las comunidades organizadas y las empresas privadas.

En casi todas las regiones del país se desarrollan esfuerzos para dinamizar la construcción de viviendas. Aragua, con 13.000 casas en 2011; Sucre, más de 16.000 en año y medio, y 4.000 proyectadas en Anzoátegui este año son algunos casos. La meta de este año en todo el país es de 153.000 unidades habitacionales.

El último vértice es el financiamiento. En ese sentido, se estima una inversión de 60.000 millones de bolívares entre 2011 y 2012 para esta Gran Misión.

El Gobierno ha aportado 13.397 millones de bolívares, hay 2.660 millones de dólares en proyectos relacionados con convenios internacionales; 2.980 millones de bolívares disponibles por el Fondo de Ahorro Obligatorio (Faov), 12.716 millones de bolívares por el incremento de 2% en la cartera hipotecaria y 9.000 millones de bolívares por la reducción del encaje legal.

En materia de financiamiento para las familias, se modificó la distribución de los recursos del Faov, de manera de privilegiar la construcción (70%) y se hicieron más incluyentes las condiciones para créditos hipotecarios. Habrá subsidio de 100% para quienes tengan ingresos menores del salario mínimo, de 80% si es igual al salario mínimo y de 60% si supera los dos salarios mínimos.

También se definieron nuevas tasas de interés preferenciales en función del ingreso, así como la cuota inicial a disponer para la compra de la vivienda principal.

AVN 27/05/2011 18:08
Compartir en Facebook