Gran Misión Vivienda Venezuela: Esfuerzo nacional para dotar de casas dignas al pueblo

Caracas, 28 Mar. AVN .- El esfuerzo de todo el país, sectores público y privado, comunidad organizada y hasta la experiencia de otras naciones, está reunido hoy en día en la Gran Misión Vivienda Venezuela, con el objetivo de resolver el drama que desde hace décadas sufre el pueblo: el déficit de viviendas dignas y seguras.

Aunque se lanzará formalmente el 12 de abril próximo, este programa social ya incluye importantes acciones promovidas por el Gobierno del presidente Hugo Chávez, como el acercamiento con constructoras privadas bajo el compromiso de trabajar rápida y eficientemente para cubrir, en seis años, el déficit habitacional actual, situado en dos millones de unidades.

Desde que anunció, el 13 de febrero pasado, el diseño de la Gran Misión Vivienda Venezuela, el mandatario nacional fue enfático al destacar la importancia de la unión de todos los sectores para poder alcanzar el éxito de este programa.

El objetivo es “solucionar el drama de la vivienda, que sólo es posible en colectivo: una unión nacional del sector privado y público, la banca privada y pública, los trabajadores, los empresarios honestos, los venezolanos y el mundo: Cuba, Irán, China, Belarús, Rusia, Portugal, Brasil”, expresó en esa oportunidad.

Producto de la actuación del Estado, ya 74 empresas constructoras se han reunido con las autoridades para incorporarse al plan gubernamental, que unifica en una estrategia integral los diferentes esfuerzos para enfrentar esta problemática en el país.

El programa social cuenta ya con casi 50.000 millones de bolívares, entre los aportes del Gobierno y la banca privada, para cumplir con la meta de construcción de este año, situada en 150.000 viviendas, según detalló este domingo el jefe de Estado durante su programa Aló, Presidente.

Pero en esta Gran Misión no deja de tener un papel preponderante el pueblo organizado, en consonancia con la línea de darle poder a los ciudadanos que caracteriza al Ejecutivo Nacional.

Por ello, en esta cifra de financiamiento se incluyen los casi 3.000 millones de bolívares aprobados a comienzos de febrero por Chávez para que las comunidades organizadas construyan 40.000 viviendas por sí mismas.

Adicionalmente, el Gobierno, a través de sus alianzas con otras naciones, ha concretado acuerdos con países como China, Bielorrusia, Irán, Rusia, Portugal y Brasil para desarrollar proyectos habitacionales en suelo patrio.

Tan sólo con la empresa asiática Citic se construirán 40.000 viviendas, incluyendo 7.000 en el Fuerte militar Tiuna, en Caracas, pero se estima que en los próximos dos años se sobrepase el medio millón de unidades.

Aunado a que esta Gran Misión favorecerá en particular a los venezolanos que quedaron damnificados por las lluvias de finales de 2010 y a quienes residen en sectores de alto riesgo, su impacto será colosal en toda la economía nacional, pues el sector construcción es el mayor generador de empleo y dinamizador del crecimiento económico.

Desde ya, los industriales vaticinan la creación de casi un millón de puestos de trabajo en los próximos años y un crecimiento que ronda 1,5% en el producto interno bruto (PIB) manufacturero en 2011.

Reforma legal

Como parte del nacimiento de la Gran Misión, el presidente Chávez firmará el 12 de abril el decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley del Régimen de Propiedad del citado programa.

Este instrumento legal, de acuerdo con lo adelantado por el Jefe de Estado, crea la figura de la propiedad multifamiliar para que las personas sean dueñas de los terrenos y de las viviendas que reciban.

“Por ejemplo, en Fuerte Tiuna tenemos como 100 hectáreas que son terrenos del Estado. Ahora van miles de familias a habitar esos terrenos, no menos de 40.000, es decir, toda una ciudad. 50 de esas familias irán a un edificio y serán todas propietarias de ese terreno: esa es la propiedad multifamiliar, la propiedad social directa y les vamos a dar el título de propiedad antes, incluso, de construir los edificios”, explicó el Presidente.

La nueva normativa también incluye el otorgamiento de créditos de la banca privada y pública para financiar el desarrollo de los complejos habitacionales.

La Gran Misión Vivienda Venezuela tiene cinco vértices: el primero es un censo para identificar con precisión a las familias que en Venezuela no tienen vivienda propia o residen en situación de riesgo. Este registro está contemplado en la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Vivienda, dictada por el mandatario nacional el 29 de enero.

El segundo punto de la Misión es un registro de los terrenos; y el tercero, de las empresas constructoras, nacionales e internacionales, incluyendo a los trabajadores y compañías comunales y obreras.

El cuarto aspecto del nuevo programa es el financiamiento y el quinto vértice abarca los materiales de construcción.

Además, este domingo el Presidente firmó el decreto de creación del Órgano Superior del Sistema Nacional de Vivienda y Hábitat, que tendrá como misión fortalecer las políticas para impulsar la construcción en el país. Esta instancia está contenida también en la Ley Orgánica de Emergencia para Terrenos y Vivienda.

El nuevo organismo tendrá 36 atribuciones, entre las que resaltan la ubicación y creación de un registro detallado de terrenos aptos para la construcción de viviendas, así como también determinar los límites y extensiones de las Áreas Vitales de Vivienda y Residencia (Avivir).

Las Avivir son espacios creados en Consejo de Ministros donde el Estado reordenará integralmente el territorio para destinarlo con prioridad y urgencia a la construcción de viviendas.

El Órgano Superior estará dirigido por el Presidente y su coordinador será el vicepresidente del área de Desarrollo Territorial del Gabinete Ejecutivo, Rafael Ramírez.

AVN 28/03/2011 12:32
Compartir en Facebook