Hace 12 años Chávez lideró el rescate de la Opep

Caracas, 26 Sep. AVN.- A 12 años de que se efectuara en Caracas la segunda Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), Venezuela ratifica su voluntad de trabajar para consolidar la unión del grupo, y garantizar el derecho de sus miembros de administrar de forma soberana sus recursos energéticos y la justa cotización en los mercados internacionales.

"Los venezolanos reivindicamos esta reunión, reivindicamos nuestro papel como país fundador de la Opep y nuestra política de plena soberanía petrolera, para sostener nuestros programas de desarrollo social y económico", indicó recientemente el ministro de Petroleo y Minería, Rafael Ramírez.

El ministro recordó que ese encuentro, que tuvo lugar en la capital venezolana entre el 27 y 28 de septiembre de 2000, contribuyó a reafirmar el compromiso de la organización de suministrar el crudo de manera segura y a precios justos.

La reunión se produjo 25 años después de la efectuada en Argel (Argelia) en 1975 y correspondió a la iniciativa del presidente de la República de Venezuela, Hugo Chávez, de defender el derecho de los de los países productores de petróleo a efectuar el manejo soberano de sus recursos, frente a las acciones desestabilizadoras de las grandes naciones consumidoras de energía.

"Es innegable que uno de los éxitos más relevantes de Gobierno Bolivariano ha sido la gestión directa del presidente Chávez en su política de plena soberanía petrolera, para lograr la cohesión y fortalecimiento de la Opep, y la segunda Cumbre de Jefes de Estado fue crucial para poder garantizar el precio justo a nuestro barril", expresó.

El también presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) recordó que a finales de la década de los noventa, la producción de crudo de Venezuela y el resto de los países miembros de la Opep estuvo muy por encima de las cuotas establecidas por la organización, lo cual originó una caída sustancial en los precios del barril y amenazó la estabilidad económica y social de las naciones productoras y exportadoras de petróleo.

Refirió que para el año 2000, el precio promedio del barril de crudo venezolano rondaba los 13 dólares: "Esta era la situación cuando el Presidente Hugo Chávez asumió la presidencia en 1999, pero gracias a las acciones de nuestra política de plena soberanía petrolera, Venezuela pudo retomar su papel preponderante en la Opep y contribuir con su fortalecimiento", expuso Ramírez.

El titular de Petróleo y Minería indicó que actualmente, a pesar de las eventuales fluctuaciones del mercado, la cesta venezolana mantiene un promedio de 105 dólares por barril, gracias a una política consecuente de respeto a las cuotas de producción fijadas por la Opep para sus miembros.

Rescate de la Opep

El titular de Petróleo destacó la campaña emprendida por el presidente Chávez para rescatar los principios fundamentales de la política petrolera, diseñada por el venezolano Juan Pablo Pérez Alfonzo, y destinada a combatir la caída de los precios producida por el exceso de oferta y la magnitud de los inventarios.

Estos esfuerzos incluyeron el restablecimiento de las cuotas de producción fijadas por la institución petrolera para sus integrantes, y que se cristalizó en el año 2000, con la celebración de la cumbre que organizó el Gobierno venezolano.

Esa cumbre fue propicia para retomar los fundamentos de la organización, reafirmar sus principios y reforzar la unión ante los retos que se pudieran presentar a futuro: "Hoy, cuando hemos leído esta Declaración Solemne de Caracas me atrevo a decir: Hemos triunfado. Inta sarna. Hemos cumplido el objetivo", dijo Chávez en esa oportunidad.

Durante su discurso de clausura en la cumbre de 2000, el mandatario venezolano añadió:  "La Opep le dice al mundo, desde Caracas, que seguimos comprometidos en el suministro, en el flujo de petróleo adecuado, oportuno y seguro al mercado mundial".

Al respecto, el ministro Ramírez destacó que actualmente la Opep es la organización de mayor referencia en el mercado petroleo internacional, y cuenta con una sólida unidad interna entre sus 13 miembros (Angola, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irak, Kuwait, Nigeria, Qatar, Irán, Libia y Venezuela).

"Los países que integramos la Opep, producimos alrededor del 40% del petróleo mundial, y trabajamos en conjunto por defender el justo valor del crudo, y administrar soberanamente la explotación de nuestros recursos naturales no renovables", precisó.

Sin caballo de Troya

A juicio del economista y experto en petróleo, Luis Matos, la cumbre del 2000 en Caracas, permitió mostrarle al mundo que Venezuela había dejado de ser un “caballo de Troya dentro del seno de la Opep, tal y como fue su rol durante la cuarta República, en donde los Gobiernos y la tecnocracia de Pdvsa se aliaron con los grandes compradores y consumidores de petróleo, como Estados Unidos, Francia e Inglaterra, para inundar el mercado de crudo y asegurar precios bajos”.

Destacó, el esfuerzo del presidente Chávez y del entonces ministro de Energía, Alí Rodríguez Araque, “para lograr el milagro político de convocar a todos los países miembros de la Opep, más allá de sus diferencias políticas y culturales”.

De acuerdo con Matos, los socios de la Opep comprendieron la necesidad de rescatar el sentido inicial de la organización para formar un bloque unido en defensa de la preservación del recurso natural no renovable, de la estabilidad del mercado.

“En la cumbre de Caracas los miembros de la Opep se comprometieron a sostener la institución y solidificarla, en vista de las amenazas y presiones de algunas naciones capitalistas a alterar el valor racional y justo de los hidrocarburos y estimular conductas de derroche”, indicó.

El economista destacó que la unión de los 12 países que integran la Opep ha permitido que en los últimos años esta organización haya podido sortear situaciones como la caída de los precios del crudo de 2008, “en la que en tan sólo pocos meses la cotización del barril de petróleo bajó de 140 dólares a 35 dólares ”.

Al respecto, recordó que para garantizar un precio justo del recurso energético, los países de la Opep han decido de forma conjunta acordar una serie de recortes en la producción diaria de crudo.

“De este modo, se garantiza que los miembros de la Opep puedan obtener ingresos que les permitan realizar inversiones en el desarrollo de sus países , como el caso de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), que entre 2001 y 2011 aportó más de 123 mil millones de dólares al desarrollo social del país”, refirió.

AVN 26/09/2012 17:02
Compartir en Facebook