Hugo Chávez, ese lector que nos transmitió su amor por los libros

Foto archivo  

Caracas, 28 Jul. AVN.- En su obra Sociedades Americanas, Simón Rodríguez hace una caracterización de la lectura y del lector, sobre el cual sostiene "los hay inmejorables y hasta puede decirse (aunque de pocos) que son inimitables", ambas cualidades pueden hoy atribuírselas al comandante supremo Hugo Chávez, quien fomentó en el pueblo el amor por la lectura para la batalla de las ideas.

"Cuando uno recuerda a Chávez, ahora que es su cumpleaños número 60, uno dice 'Chávez: lector'. Eso es uno de los legados más hermosos que nos dejó", expresa Marialcira Matute, conductora del programa La librería mediática, que transmite Venezolana de Televisión.

En entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias en los espacios de la 5ta Feria del Libro de Caracas, Matute resalta la característica de que en cualquier actividad o tarea en la que estuviera presente el comandante Chávez, siempre ofrecía alguna referencia o comentario relacionados con la lectura.

"Así era Chávez con los libros, no se podía quedar solo con los libros para él, por eso su interés, sabiendo el poder de los medios, su interés de divulgar en cada intervención pública que tenía, el valor del libro, y en su consejo de ministros, también, y en sus conversaciones íntimas con sus más cercanos allegados, también", recuerda.

En artículo de opinión Yo conocí al Chávez lector, publicado en 2013 por el Correo del Orinoco, Mariajosé Escobar describe a Chávez como un atesorador de libros, de esos cuyos textos están subrayados y trabajados. "Era el tipo de lector estudioso, detallista", dice.

Figuran en su biblioteca —que suma 14.000 obras y de las cuales 3.000 están comentadas por él— autores como Simón Rodríguez, Eduardo Galeano, Antonio Gramsci, Paulo Freire. Además de sus temas esenciales de consulta como filosofía, economía, guerra de cuarta generación, multiculturalidad y movimientos insurgentes.

"Lo bonito de Chávez lector era su interés inagotable por todos los temas, su fascinación por un libro nuevo que el recibía y su interés por volver a los libros que para él habían sido importantes en la vida", comenta Matute.

En esta pasión por la lectura, Chávez destacó por ser un eficiente promotor de libros, hasta lograr generar un impacto importante en los índices de ventas, como ocurrió en 2006 con Hegemonía y supervivencia, de Noam Chomsky, al que hizo referencia en su discurso ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

"Yo creo que los primeros ciudadanos que deben leer este libro son los hermanos y hermanas de Estados Unidos, porque la amenaza la tienen en su propia casa", dijo Chávez en aquella oportunidad a la comunidad internacional.

Lo mismo ocurrió en 2009 con Las venas abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano, texto que le obsequió al presidente estadounidense Barack Obama en la V Cumbre de las Américas, celebrada en Trinidad y Tobago, asimismo, con las constantes referencias de uno a 10 libros hechas en cada una de las 378 emisiones de Aló, Presidente.

"Creo que esa es una de las facetas más fascinantes, el estadista, el hombre. Pero el lector, en verdad, yo nunca había visto una figura pública que manifestara tanta pasión por los libros", expresa Matute, "Era capaz de emocionarse ante las cosas más sencillas y hermosas, como descubrir una frase que te impacta en un libro y quererla compartir con otro".

Chávez, quien inició las lecturas con la revista Tricolor y la enciclopedia el Quillet de los niños, fomentó esta actividad en el pueblo tanto desde el escenario mediático, como a través de las políticas culturales y educativas.

Uno de los logros fue que Venezuela haya sido declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Territorio Libre de Analfabetismo en 2005, y además se promovieran las ediciones masivas en todo el país.

A partir de ese año, el ministerio para la Cultura imprimió para su distribución gratuita la Biblioteca Básica Temática (25.000.000 de ejemplares), Biblioteca Literaria de Monte Ávila Editores (1.500.000), Don Quijote de la Mancha (1.000.000), Los Miserables (500.000).

También, Doña Bárbara (100.000), Las más hermosas cartas de Manuela y Simón (100.000), la Biblioteca para los Consejos Comunales (2.500.000) y los libros infantiles para Corazón Adentro (2.000.000), además de otras ediciones hechas por ministerios e instituciones del Estado.

Chávez inspiró la lucha a través de la lectura. "Todos nosotros vamos a leer El Quijote para nutrirnos aún más del espíritu de un luchador", dijo en un Aló, Presidente, y con el poema Florentino y el Diablo, movilizó al pueblo en la contienda electoral del Referéndum Revocatorio en 2004.

"Cuánto beneficio ha significado su amor a la lectura para Venezuela", destaca Matute, "Convertirnos en verdaderos divulgadores del valor del libro y la lectura es importante para mantener ese legado de Chávez".

El 22 de abril de 2013 el presidente Nicolás Maduro anunció la creación de un Centro de Altos Estudios del Pensamiento del Comandante Chávez en el que se resguardará su biblioteca personal y permanecerán, disponibles para consulta, aquellos subrayados por el líder durante sus lecturas, con las que continuará acompañando al pueblo, en cada momento, en cada página, como una dijo en una oportunidad ante la Asamblea Nacional: "Hoy la historia está más viva que nunca, que no es pasado, es el eterno retorno".

28/07/2014 - 12:56 am