Jesús León, artista plástico mirandino que enaltece la cultura indígena

 Foto: Iralva Moreno, AVN.

Los Teques, 14 Feb. AVN.- Reivindicar el acervo cultural de nuestros ancestros aborígenes a través de expresiones plásticas, ha sido la tarea del pintor Jesús León oriundo del estado Miranda, región al centro-norte del país, quien tiene 34 años de trayectoria artística ininterrumpida enalteciendo el legado indígena y plasmando elementos de la naturaleza en sus pinturas abstractas.

En sus obras inspiradas en "la Pachamama", predominan colores de tono tierra y verdosos característicos en la naturaleza. También sus emblemáticas pinturas tienen influencias en el arte rupestre, pues estás cuentan con relieve y grabado que evocan a las superficies rocosas de la tierra.

En conversación con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), León se declara autodidacta e investigador de la cultura indígena al momento de recrear sus pinturas, considera que a través de las artes plásticas puede expresar un lenguaje propio de su visión de lo que significa para él arte.

En su haber cuenta con más de 36 exposiciones de arte individuales desde que inauguró la primera en el año 1978. Es en 1993 cuando inaugura su exposición Metáfora de las Piedras en la Casa de la Cultura Cecilio Acosta de Los Teques, donde comienza a mostrar su arte bajo la inspiración de lo ancestral. Esta muestra basada en las etnias indígenas también fue llevada en 1996 a La Habana, en Cuba.

"Me inspira lo ancestral, mis obras muestran el arte de los Caribes, Aztecas, Mayas, Papuches y por su puesto nuestra Pachamama, por ello trabajo mucho el abstraccionismo aunque empecé con paisajes. Nuestros ancestros son expresión real del socialismo, de la comuna", explicó León quien además es luchador social revolucionario desde temprana edad.

Reveló que en sus creaciones basadas en el arte abstracto, utiliza la técnica de alto relieve para plasmar diversas simbologías inspiradas en las culturas indígenas.

"Cada pieza la hago con la aplicación de una técnica mixta de alto o bajo relieve (..) Utilizo además texturas en rocas que evocan lo natural, así como signos y símbolos de petroglifos (...) Para hacer una obra abstracta es necesario tener la noción de lo que se está haciendo, debe tener equilibrio, volumen y relieve", indicó.

Destacó que durante una época exploró el abstraccionismo inspirando en el pintor ruso Vasílievich Kandinski, precursor de la abstracción en pintura. También fusionó la técnica del cubismo con abstraccionismo para representar la realidad hasta trabajar plasmando arte indígena, para preservar de generación a generación nuestras raíces.

En ese sentido, señaló que su aporte al arte es dejar una huella artística e histórica que permita preservar nuestra idiosincrasia.

"Como artista busco que mi huella perdure en el tiempo y sea vista por las futuras generaciones, para mi es fundamental promover el respeto a la tierra y ese legado lo plasmo en mis obras. Me gusta que la obra perdure en el tiempo por ello utilizo material de calidad resistente, mezclo material de oxido, polvo de mármol cuya fórmula me permite que se mantenga la pieza en el tiempo", dijo.

Una vida dedicada a la cultura

Nacido y criado en Los Teques, capital de Miranda, un 30 de abril de 1963, dio sus primeros pasos dentro del dibujo y la pintura con tan sólo nueve años con la creación de caricaturas. Posteriormente es formado en la Academia de Artes Plásticas "Carmen Cecilia Díaz", entre 1969 a 1979, de la mano de esta reconocida pintora Díaz, quien es referencia en la capital mirandina por formar a grandes pintores de la localidad.

Explicó que su interés por las artes comenzó desde pequeño, al igual que su vocación por escribir, se inició cuando cursaba apenas cuarto grado en la Unidad Educativa Jesús María Sifontes.

"Empecé a escribir componiendo mi primera canción, la cual canté con mi cuatro muy pequeño. Al mismo tiempo comencé a estudiar técnicas de pintura de la mano de Carmen Cecilia Díaz, una reconocida pintora local que con 90 años tenía un pulso extraordinario y a quien llamábamos con cariño "Ina". Casi todos los pintores de Los Teques pasamos por sus enseñanzas, a partir de allí comencé a formar mi propio lenguaje del arte", relató.

León también es docente pues considera que el conocimiento no debe ser individual sino colectivo, para transmitirlo a nuevas promesas del arte. Es por ello que creó su propia escuela llamada Escuela de Arte Integral Jesús León, ubicada en el seno de la comunidad popular La Matica, donde ha formado a niños y jóvenes amantes del arte.

"Es una satisfacción ver a representantes y estudiantes satisfechos con las enseñanzas que uno les da. Existen profesores que sólo les interesa lucrarse y la idea no es esa, sino enseñar, transmitir el conocimiento para ayudar a desarrollar su capacidad de inspiración libre, sin tendencias porque el arte es individual. Ya tengo alumnos con más de 25 años de edad que se formaron conmigo muy pequeños y ahora son hombres y mujeres", explicó.

Como trabajos recientes destacan la Exposición Colectiva denominada Amarillo de su manto Azul. La Montaña al Mar, exhibida en el 2015 junto a otros artistas plásticos como Néstor Hidalgo, Néstor Hernández, Miguel Olivares y Willian Peña en las instalaciones del Ateneo de Los Teques para homenajear al reconocido pintor venezolano Armando Reverón.

Otro de los trabajos impulsados en el 2015 por León, junto a otros pintores, para el rescate y embellecimiento de los espacios y con el apoyo financiero de la empresa socialista Metro Los Teques, es la iniciativa El Museo va a la Calle, cuyos murales forman parte de la semblanza pictórica denominada Signos y Señales, de la Serie Restos de la Ciudad de Sol, inspirada en los petroglifos de Altos Mirandinos.

Escribir lo cotidiano

Escribir poemarios sobre nuestra cotidianidad es otra de las ramas artísticas desarrolladas por León. Actualmente cuenta con más de 50 poemas escritos recopilados inspirados en la Revolución, en Los Teques y en otros cultores locales e internacionales reconocidos. Con ello tiene previsto publicar un poemario próximamente.

León señaló que cada cuadro creado por él tiene un poema que explica lo que quiere expresar en sus obras abstractas para dejar una interpretación de la pieza.

"Yo escribo para mí, porque me fascina. Muchas veces no sigo las técnicas literarias porque escribo lo que siento inspirado por Aquiles Nazoa para resaltar el lado jocoso de las cosas (...) En el caso de mis pinturas como son abstractas tienen una especie de poema o escrito para expresar su significado y así la gente lo conozca", comentó.

Pero además de escribir poemas, León tiene en su haber tres guiones para el teatro llamados El Monologo de Simón, la Convención de Los Loros y el Nacimiento Viviente Criollo. También ha ilustrado cuentos infantiles como La Historia de un Hombre El Libertador, la cual relata la historia de Simón Bolívar utilizando rimas en toda la narración; Visitando Los Planetas, texto que relata nociones elementales de nuestro Sistema Solar, narrados en versos libres utilizando el lenguaje sencillo para mayor facilidad de los niños; así como Niño por un día, este último narra la historia de un pez que por medio de la magia se convierte en niño por un día para conocer y apreciar todas las maravillas del planeta.

Otra de sus pasiones es cantar, y a lo largo de su vida ha participado en diversos festivales como Una Canción para Caracas (Fundación Pampero) en 1986, La Voz del Colegio Universitario en 1989, La Voz Magisterial en 1989 y 1990, Festival Canta Claro Hermandad Bolivariana en 1991 donde obtuvo el tercer Lugar, La Voz Mirandina Candido Herrera Luz, donde resultó ganador con el primer lugar en 1991 y la Voz Universitaria Simón Rodríguez, Mi Amigo Alí, donde alcanzó el segundo lugar.

14/02/2016 - 01:53 pm