John Kerry: miembro de secta satánica que quiere dominar el mundo

 

Kerry: Sacerdote de una secta satánica que busca dominar al mundo
Caracas, Feb. 20 AVN (Por Hernán Mena Cifuentes) Detrás de las  revoluciones de  colores  desatadas por los grupos fascistas  y neo nazis en Ucrania y Venezuela  y las sangrientas guerras de Libia,  Siria y otras naciones, está la siniestra figura de John Kerry, Gran Sacerdote de Skull & Bones,  satánica secta cuya meta es la conquista del planeta,
 
Pocos conocen la existencia de esa logia surgida en un pasado lejano, en el  que la ignorancia predominaba  en pueblos  ingenuos  y supersticiosos, por lo que  resulta asombroso que en esta época moderna y un país como EEUU, la nación científica y tecnológicamente mas desarrollada de la tierra, existan hermandades como esa y  seres tan malignos como Kerry.
 
Y es que desde el cargo de secretario de Estado de EEUU, Kerry maneja los hilos de una conspiración global dirigida a destruir a todo aquel país, cuyos pueblos y gobiernos  se oponen  a los planes de dominación mundial diseñados por Skull & Bones, (Calavera y Huesos) poder oculto detrás de los gobiernos de  la Casa Blanca, cuya insignia es la que usaban hace siglos los piratas del Caribe.
 
Y como capitán de una de aquellas naves que en  lo alto del mástil izaban la  macabra enseña, el alto funcionario yanqui decidió  lanzarse a otra de sus ilegales  aventuras, ordenando a la tripulación, reclutada entre lo más bajo de la escoria humana, poner proa en dirección a Venezuela.
 
La primera fase de la misión contempla tomar por asalto a ese bastión inexpugnable que es la Revolución Bolivariana, primera línea de defensa  de una fortaleza  llamada CELAC,  Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.
 
Para incentivar el trabajo sucio de esa canalla, Kerry, como a los golpistas de Ucrania,  les paga atractivos salarios en dólares, provenientes de las arcas del la secretaría  de Estado, de otros entes oficiales especializados en  financiar ese tipo de misiones y de ONG´s, cuyos dirigentes, cual parásitos, se alimentan de los fondos del Imperio.
 
Lo que más les atrae,  es la promesa hecha por Kerry, de colocarlos en cargos importantes, de llegar a triunfar la vil aventura en la  que se han embarcado, sabe el Gran Sacerdote que a insectos como ellos, les deslumbra y atrae la luz del color verde, y  son millones de dólares   los que se embolsarían, de llegan ocupar  cargos como presidente, ministro y otros puestos de importancia, en esos  países
 
Es un plan  fríamente calculado por  Kerry y el resto de los estrategas militares y políticos  de  la hermandad diabólica que rinden culto a una calavera y un par de tibias cruzadas, con el No. 322  en la base, ante un altar sombrío donde parece sonreír  la muerte, diosa de esos asesinos que en su nombre han sacrificado millones de vidas inocentes alrededor del mundo
 
Su fundación tuvo lugar a mediados del siglo XIX, por comerciantes inescrupulosos, cabezas  de  familias que amasaron sus  fortunas con dinero  proveniente del tráfico de drogas y de armas, actividad  criminal que sus herederos cambiaron por la de hacer guerras contra pueblos débiles, lo que les permitió gracias al saqueo que alli cometieron, hacer de EEUU el más poderoso imperio de la historia.
 
Levantaron un  templo en la Universidad  de Yale, donde escogen  cada año a 15 nuevos  miembros, a quienes, gracias a su influencia, una vez que egresan, los colocan  en altos cargos oficiales como la   presidencia del país, secretaría de Estado, y a como directivos de bancos, medios de comunicación y otras áreas claves de la economía, finanzas del sector privado
 
Su poderosa influencia política se evidencia por el hecho de que son varios los miembros de Skull & Bones que han sido elegidos mandatarios del país, entre  los que figuran William Taft, George Bush padre y George Bush hijo, quienes en el marco del hegemónico proyecto de dominación mundial diseñado por la secta, desataron conjuras, invasiones y guerras alrededor del mundo
 
Fue Taft, quien en tras invadir a Nicaragua con una flota de cañoneras repletas de marines en 1912, pronunció la infame frase que resume  la miseria humana que corroe las mentes de los gobernantes yanquis con su carga de odio, desprecio,  superioridad  racial y criminal plan de dominación mundial de una nacion dominada por un clan de psicópatas, al afirmar, soberbio y prepotente que:
 
“No está lejano el día en que 3 banderas de barras y de estrellas (la de EEUU) señalen en 3 sitios equidistantes, la extensión de nuestro territorio: una en el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur. Todo el hemisferio será nuestro, de hecho, como en virtud de nuestra superioridad  racial, ya es nuestro moralmente.”
 
Ese pensamiento ha sido y sigue siendo razón de ser de un Estado  conformado en su origen por 13 colonias cuyos fundadores, paradójicamente  huían de la muerte en su país de origen, pero que una madrugada quemaron vivos en sus chozas, mientras dormían, a quienes les habían salvado la vida, cuando morían hambre y  frío, y hoy cínicamente festejan ese genocidio con una cena de Thanksgiven Day.
 
Así ha sido desde entonces el accionar de los gobernantes de  una nación que poco a poco fue aumentando en tamaño y poderío a medida que invadían nuevas tierras, agredian  y exterminaban a otros pueblos originarios hasta alcanzar el Oeste del continente e invadir a México al que  robaron más de la mitad de su territorio, y cuanto mas avanzaban, más insaciable se hac’ia su sed de conquista.
 
Fue esa avidez de conquista la que hizo que se  lanzaran a la conquista del rosario de islas del Caribe, Cuba, Puerto Rico y Haití entre ellas, luego la tierra firme centroaméricana, siendo Nicaragua, la primera víctima de Skull & Bones, bajo el régimen de Taft, pero que ante la barbarie de sus marines asesinos,  apareció Sandino, quien con su Ejército de hombres libres los expulsó de la Tierra de Darío.
 
Pero EEUU es un monstruo de mil cabezas que, a medida que pierde una le crecen otras, y después de Taft vinieron otros miembros de la hermandad a cumplir con la misión que él  había avizorado, la de conquistar  al continente, acción que habría de extenderse a otras latitudes cuando, finalizada la II Guerra mundial, se convirtió  en el único y más grande  imperio de la historia, lo que le facilitó seguir con su proyecto de dominación planetaria.
 
Le tocó a Bush padre, como sacerdote de Skull & Bones, hacer la guerra a Irak e invadir a Panamá, y su hijo, George W. Bush, a quien  John Kerry, el “Gran Diablo”  juramentó  en una satánica ceremonia celebrada en “La Tumba”, como se conoce al templo, sede de la logia, desatar  otra nueva guerra en Irak y otra ontra Irak, la mas prolongada de todas las desatadas por EEUU en su  historia.
 
Hoy le corresponde a Kerry desde su posición como Secretario de Estado, manipular a Barack Obama, el Premio Nobel de la Paz que hace la guerra, otro de los mandatarios yanquis marionetas manejadas por los invisibles hilos del poder de Calavera y Huesos,  la misión de derrocar a los gobiernos de Ucrania y Venezuela, mediante sendas revoluciones de colores.
 
íY es que Ucrania se ha convertido  en “piedra en el zapato” para EEUU y sus socios europeos, que han desatado una revolución  de colores la segunda en los últimos 10 años, con marchas pacíficas que, siguiendo un guión previamente establecido, se convierten en focos de sangrienta violencia callejera.
 
Asesinan vidas inocentes, obstruyen vías,  ocupan plazas  destruyen vehículos oficiales y particulares, asaltan y saquean edificios, preámulo de una guerra civil que tiene por finalidad culminar con la intervención militar de la OTAN
 
Es La misma agenda, el mismo guión escrito para Venezuela  por John Kerry, el Gran Sacerdote de Skull & Bones,  y la  banda de traidores y apátridas que por su orden, dirigen las hordas de bárbaros que lanzan piedras, bombas Molotov, que incendian  todo lo que  encuentran a su paso. 
 
Pero  en Venezuela al igual que en Ucrania, su macabra misión desestabilizadora, como pocos saben, va más allá de su demencial afán de derrocar a los legítimos gobiernos de Nicolás Maduro y Viktor Yanukóvich, y es que  La conjura contra Ucrania busca abrir las puertas para una futura invasión a Rusia, y la conspiración contra  Venezuela tiene como objetivo destruir a la CELAC.
   
Porque sabe que si  destruye esa monolítica roca de unidad que aglutina a 33 naciones que conforman la Patria Grande que durante siglos permanecieron separadas y aisladas como islas, por  las maniobras separatistas del Imperio y sus vasallos que destrozaron el sueño de unidad que perseguía Bolívar al convocar al Congreso Anfictiónico de Panamá hace dos siglos, podrá adueñarse otra vez de ellas.
 
Y hoy con más razón que antes, porque el proyector integrador  se consolidó en La Habana, donde el pasado mes de enero se celebró la II Cumbre de la organización hemisférica que culminó con una Declaración histórica que hizo temblar de ira Kerry,  y aullar  a los Cachorros del Imperio,que como su amo, se lamen las heridas del fracaso.
 
 
Kerry siente la humillación de ver,  como su país ha marginado de la CELAC,  impedido  de jugar en la región el secular  papel del  mitológico Caballo de Troya,  artilugio de madera que una vez llevado al interior de la ciudad, los soldados que escondía   en su interior abrieron por la noche las puertas de la ciudad, permitiendo la entrada del ejército griego, que solo así pudo por fin conquistar Troya.
 
Así trata de hacer Kerry en Venezuela, enviando a un grupo de sus  lacayos liderados por  Leopoldo, Henrique y María Corina, a desatar una conspiración, llamada Revolucion de Colores, moderno Caballo de Troya que ocultaba  en su  interior unas hordas de salvajes que incendian con su odio las calles de Caracas y de otras ciudades venezolanas, matando gente, asaltando y quemando  edificios y vehículos del Estado y privados.
 
Pero a medida que   transcurren los días se debilita la  conjura. Uno de sus cabecillas, Leopoldo, se  entregó a la justicia ante el temor  de ser asesinado por sus cómplices, que lo culpan de las derrotas sufridas, y nadie más que él, de acuerdo con la distorsionada  visión que tienen de la vida, sería el más adecuado para hacer el papel de mártir  y así volver  a echar más fuego al incendio que iniciaron.
 
Y mientras se derrumba el andamiaje de violencia, destrucción y muerte levantado en Venezuela por Kerry, el Gran Sacerdote de Skull & Bones y sus secuaces, la Revolución Bolivariana, creación del genio de Chávez, continuada por Maduro, su hijo y heredero de su legado, adquiere mas fuerza.
 
Adquiere esa fortaleza gracias al unánime y global  mensaje de  solidaridad  que los  pueblos y gobiernos hermanos de la Patria Grande y del resto del mundo, enemigos del Fascismo le han enviado y siguen enviando al pueblo y gobierno venezolanos.
 
Seguros están de que la Revolución Bolivariana es guardián y defensor firme de la integridad de la CELAC, el sueño de Bolívar, hecho realidad por la inspiración e impulso arrollador que en aras de su creación le imprimió Chávez.
 
Porque su presidente, su pueblo y sus fuerzas armadas, raíz de ese mismo pueblo que siente el orgullo de ser el mismo Chávez,  están dispuestos a defenderlo con su vida si fuese necesario, si  Kerry, el gran sacerdote de la satánica secta Skull & Bones.
 
De ese poder oculto detrás de la Casa Blanca que lidera el secretario de Estado de EEUU, que envió a esa caterva de apatridas que hoy se baten en retirada, derrotados los defensores del inédito y pacífico proyecto que es la Revolución Bolivariana, primera línea de defensa de la inexpugnable  fortaleza que es la la CELACA,  la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.
 
  

Hernán Mena Cifuentes 20/02/2014 12:16
Compartir en Facebook