Obama en perfecta sincronización con la mafia cubano-venezolana

La Habana, 15 Abr. AVN.- Mientras en Cartagena el presidente norteamericano, Barack Obama, retomaba las referencias a la "libertad de expresión" y a la "falta de democracia" al atacar a los países progresistas de América Latina, los propios autores de estos temas ahora obligatorios de la retórica latinoamericana del Departamento de Estado, celebraban públicamente en Miami la fusión de las mafias cubanas y venezolanas y convocaban un evento que reunirá varios de sus tenores.

En sus intervenciones nada brillantes de su estancia en Cartagena, fue repitiendo los ataques que generan a diario, Miami y Washington, los cabecillas de la mafia cubano-venezolana asociados a ex funcionarios de extrema derecha vinculados a los círculos de inteligencia.

En entrevista con el complaciente Luis Carlos Vélez, un "ex" de CNN ahora jefe en Caracol, Obama retomó palabra por palabra estas formulas ya consagradas.

"Los venezolanos se están socavando las instituciones democráticas, se está pidiendo el libre derecho a la expresión y la organización de la oposición", expresó, en un lenguaje totalmente inspirado por la fauna en cargo de su política latinoamericana.

Ros-Lehtinen, terroristas, Uribe y ....Micheletti

En estos mismos momentos, mientras Obama repetía su lección en tierra bolivariana, tenía lugar en Miami, en el municipio de Doral, una ceremonia que marcaba abiertamente la alianza de las mafias cubanas y venezolanas que hicieron de esta ciudad su territorio exclusivo.

En el evento, organizado por el terrorista venezolano Josè Colina, protegido por el gobierno Obama y radicado en esta ciudad, capos de ambos grupos, incluyendo los congresistas cubanoamericanos afiliados, develaron una estatua de Simón Bolívar y "celebraron los esfuerzos de esa comunidad por recuperar la democracia en la nación que vio nacer al prócer", de acuerdo a la prensa local.

En primera línea del show ultraderechista: Ileana Ros-Lehtinen, jefa del Comité de Relaciones exteriores de la Cámara de Representantes y el representante cubanoamericano Mario Díaz Balart.

El evento fue oficialmente organizado por la Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) y la fascista Unión de Organizaciones Democrática de América (Unoamerica).

El autoproclamado "presidente" de Veppex, José Colina, está reclamado por la Justicia venezolana por dos atentados ocurridos en Caracas contra representaciones extranjeras.

El jefe perpetuo de Unoamerica, grupo fascista constituido por ex esbirros del Plan Condor, es Alejandro Peña Esclusa, enjuiciado por terrorismo en Venezuela.

El colmo: en esta celebración terrorista celebrada con el pleno consentimiento de la administración Obama y de su aparato policiaco, fueron leídas ante los participantes, cartas de Alvaro Uribe, presidentes de Colombia, y – nada menos que - Roberto Micheletti !.

"Qué importante que en esta fecha se devele la estatua del Libertador Simón Bolívar," escribió con el cinismo que lo caracteriza Uribe en su carta. "[Es un] mensaje que se convierte en un mandato de no ceder en la defensa de los valores democráticos".

Por su parte, el ex dictador golpista de Honduras, amigo íntimo de Ros-Lehtinen celebró "la labor del exilio venezolano".

Un foro con el banquero estafador venezolano

En perfecta coordinación con el equipo del presidente, el Americas Forum, máquina de propaganda del tandem Reich-Noriega, renovaba su convocatoria a un foro, en Washington, sobre el tema: "Como los regímenes de América Latina intentan destruir la prensa independiente".

La lista de los "conferencistas" invitados está encabezada por Ileana Ros-Lehtinen.

En el listazo, aparecen luego otros de los inevitables padrinos de la mafia anti-latinoamericana: Otto Reich, Mauricio Claver-Carone, jefe del fondo electoral cubanoamericano dedicado a comprar congresistas, y Eligio Cedeño, banquero estafador, prófugo venezolano, el mismo que fue puesto en libertad – dicen contra unos 8 millones de dólares - por la 'jueza' Afiuni y que luego fugó.

Tan a gusto se encuentra en Miami este otro huésped delincuente de la administración Obama, que lanzó en noviembre en Miami "SoiTV", un canal por internet "para hispanos".

Finalmente, se sumó al menú, el inefable Carlos Alberto Montaner que ahora se identifica como "analista de CNNE" la cadena en español desde rato bajo control mafioso.

Estos son los "asesores" de Obama y Clinton, en su política latinoamericana. Los que de verdad mandan tanto en Miami, con su mafia; en el Capitolio, con el escuadrón gusano-sionista de Ros-Lehtinen; como en los sótanos de la Casa Blanca con los Reich-Noriega.

Una política latinoamericana entregada a los herederos de Batista, los golpistas de Caracas y las oligarquías de todo el continente.

Jean-Guy Allard AVN 15/04/2012 19:57
Compartir en Facebook