Peregrinos reafirman su fe ante la Virgen de la Consolación de Táriba
 
Escúchelo
RADIO AVN

Táriba, 15 Ago. AVN.- En medio de una lluvia intermitente, miles de feligreses refirmaron su fe ante la Virgen de la Consolación de Táriba, conocida como la patrona del Táchira, al asistir a la procesión y misa pontifical con motivo de su 413 aniversario.

El obispo de la Diócesis de San Cristóbal, Monseñor Mario Moronta, comentó que la llegada de peregrinos a Táriba, capital del municipio Cárdenas, superó todas las expectativas, lo que significa que para los devotos "no hay obstáculo a la hora de manifestar la fe".

"Las personas vinieron preparadas para acompañar a la virgen, uno de los dos íconos religiosos más importantes para los tachirenses junto al Santo Cristo de La Grita. Esta acción reafirma el sentido de pertenencia de los hombres y mujeres a esta tierra, pero sobre todo reafirma que los católicos estamos dispuestos a manifestar de manera pública nuestra fe", apuntó.

Resaltó la importancia de este tipo de expresiones litúrgicas, porque ya sea a pie o en carro, mucha gente se acerca a la imagen de la Virgen para agradecer, pagar promesas o hacer peticiones.

"A esto se le añade el decreto del Ejecutivo en el cual se establece este jueves como día feriado en la zona metropolitana, lo que permite que muchas personas vengan con tranquilidad", sostuvo.

Pueblo apegado a la virgen

Otra "lluvia", pero esta vez de personas, copó las calles de Táriba en momentos en que la virgen llegó a esta ciudad, después de culminar un recorrido de 7,5 kilómetros que arrancó desde la Catedral de San Cristóbal.

La misa pontifical se celebró en la autopista principal, mientras que en la Basílica de Táriba (sitio donde reposa la santa imagen el resto del año) estaba abarrotada de feligreses quienes en oración, esperaban su retorno.

El joven Darwin Ramírez, quien asistió a la misa junto a su familia, expresó que más que devoción católica "el sentimiento de alegría embarga a todos los presentes cuando pueden ver a la virgencita pasar".

"Estoy pagando una promesa desde hace 13 años, y he podido notar que, con el pasar de los años, es más la gente que se une y le demuestra el apego a la virgen. Yo pido por la salud de mis seres queridos, y por la paz de Venezuela", acotó.

Por su parte, la señora María Olga Toro, habitante del municipio Cárdenas, señaló que sus pedidos a la virgen siempre apuntan a la salud de sus hijos, y por la tranquilidad de aquellos que "no tienen más remedio".

"La virgen me ha concedido varios favores, y estoy segura que así le ha pasado a muchos de los que están aquí. Mientras tenga vida, seguiremos haciendo esta procesión en nombre de la Nuestra Señora de la Consolación", agregó.

Similar opinión sostuvo Freddy Cardozo, quien desde hace seis años realiza las peregrinaciones hacia el Santo Cristo y a la Virgen de la Consolación, después de curarse de cáncer.

"En un tiempo estuve muy enfermo, postrado en cama por un tratamiento de 35 radioterapias y seis quimioterapias. Mi hija me ofreció en oración, y cuando me sentí mucho mejor decidí emprender las caminatas y agradecerles. Mientras tenga vida y salud lo haré", concluyó.

AVN 15/08/2013 16:08
Compartir en Facebook