Piero de Benedictis: La música no es de nadie, está para mezclarse y para realimentarse

Caracas, 26 Sep. AVN.- Este miércoles, el cantautor ítalo-argentino, Piero de Benedictis, llegó a los espacios de la Librería del Sur, ubicada en el Teatro Teresa Carreño de Caracas.

Tras saludar a los representantes de los medios de comunicación que lo esperaban para la rueda de prensa que ofrecería, se sentó y tomó el micrófono dispuesto para sus declaraciones.

Entre risas y bromas, manifestó su alegría de estar en tierras venezolanas, después de 40 años, e indicó que visitará algunas regiones del territorio nacional, entre ellas la andina (Mérida y Trujillo).

"Este es el noveno intento de los últimos siete u ocho años. Siempre se llegaba la fecha y no se podía. Siempre se postergaba esta gira. Todo llega. Es un placer. Estamos muy felices de estar acá", expresó, mientras reiteró su compromiso con la defensa de la independencia, la paz y las causas justas.

"Lo único que cambia realmente las cosas es el amor, ni las armas ni las palabras ni las discusiones. Creo que el afecto y el amor son los únicos que pueden modificar las cosas como están", añadió.

Piero está de visita en Caracas, donde este viernes ofrecerá un concierto en la Sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño.

La actividad musical se realizará como un homenaje a las personas desaparecidas y detenidas por los regímenes represivos en países como Argentina, Guatemala, El Salvador, Honduras, México, Colombia, Perú, Bolivia, Brasil, Chile, Uruguay y Haití, y en conmemoración del Día Internacional del Detenido Desaparecido, que se celebró el pasado 30 de agosto.

En 1976, producto de la dictadura que se instaló en Argentina y que dejó no menos de 30.000 desaparecidos, Piero debió marcharse a Italia -su país natal- y luego a España, donde permaneció hasta 1981, cuando decidió regresar a Argentina.

Desde entonces, a través de la música y la trova, ha manifestado su compromiso con las causas justas y la paz en la región latinoamericana.

¿Cómo ve la Revolución Bolivariana?

Bueno, como una materia pendiente que se venía dando y que es un poco la búsqueda que se está haciendo, y más allá de los aciertos y errores, hay toda una parte que creemos que esa conversación se tiene que dar. (...) Es muy fácil criticar o apoyar una revolución por televisión, desde la casa, por teléfono. Creo que todos debemos trabajar para eso que queremos y soñamos. No lo puede hacer un Gobierno solo. Tenemos que trabajar todos en la unión.

¿Ha tenido conversaciones con el presidente Hugo Chávez?

No lo conozco. Lo he saludado entre gentío, porque sabíamos quien era pero nada más. Pero sí he tenido más oportunidad de ser amigo de Evo Morales (presidente de Bolivia) y de Rafael Correa (presidente de Ecuador), si hablamos de alguna corriente. También el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, me parafrasea y utiliza canciones para los discursos.

Sobre el tema de los desaparecidos en América Latina. ¿Se está haciendo realmente algo por ellos?

Buenos las madres y las abuelas están haciendo mucho por ellos. Están en programas de televisión, radio, libros y trabajos, en los que esperan sintonizar con los nietos de los desaparecidos, que han encontrado, de 500 que hay, 106. Es muy interesante y muy difícil, pero ya se sabe que toda la gente y los chicos de 20, 30 y 40 años son hijos de posibles desaparecidos y aparecen más historias conmovedoras y maravillosas.

¿Ha tenido alguna relación con la política italiana?

No, pero estoy por tenerla. Me ofrecieron ser diputado de los italianos que hay en Suramérica y en Venezuela hay muchos italianos, dicen que hay más en Argentina, después en Brasil. Yo ya tengo 67 (años), viví la mayoría de los años, me queda el pedacito más corto y es el tiempo de poner toda la carne en el asador y tratar de ir a buscar todos los sueños posibles.

Estamos en un proyecto muy grande, que se llama América Viva, que se descompone en Colombia Viva, Venezuela Viva, Ecuador Vivo, Argentina Viva. Es hacer una guía de proyectos de vida de lo que se está haciendo en Venezuela, en este caso, con la ecología, la niñez, y todos los grupos de gente que tiene que ver con estos trabajos de solidaridad y situaciones.

A esto me ofrecen ser diputado de los italiano. (...) Aunque no nos importa el Parlamento, la idea es que sí sirve ser diputado para ir por las regiones y conectar las regiones con los jóvenes (...) Lo que queremos ser es ese gran puente de conectar a Italia con los italianos y con los latinos. Hasta ahora no me decidí, pero es casi seguro que sí voy a hacerlo.

Se habla de la no politización de los artistas. ¿Cómo ve eso?

El artista es un hombre y expresa lo que siente. Hay gente que no le importa nada, que no se da cuenta de nada, gente comprometida que se juega la vida todos los días. Hay de todo. En eso nos vamos conociendo y relacionándonos, y sabemos que hay artistas de izquierda y de derecha, por la forma de trabajar y por la forma en la que se mueven. Hay artistas que están con la vida y con la muerte. La música no es de nadie, está para mezclarse y para realimentarse, y en ese sentido es maravillosa.

¿Cómo ve la lucha de los jóvenes en América Latina?

La juventud se está manifestando básicamente y concretamente por la escuela o la universidad paga, y hay unos líos bastante lógicos porque son ideológicos. (...) Que bien que está contestando la juventud, porque no van por el lado de la violencia, pero con la onda tranquila, sin prisa y sin pausa, avanzan y están dando una clase.

26/09/2012 - 07:03 pm