Presidente Maduro: En Venezuela no habrá impunidad

 

Caracas, 27 Feb. AVN.- El presidente de la República, Nicolás Maduro, ratificó este sábado que la ley criminal para permitir la impunidad que promueven las fracciones de la derecha en la Asamblea Nacional (AN) jamás será aprobada por el Ejecutivo, pues es este Poder el seguro del pueblo ante los ataques permanentes de la oposición criolla.

"No va haber impunidad, mi único dictamen como presidente de la República es justicia", recalcó el Jefe de Estado desde el Cuartel San Carlos, ubicado en Caracas, en donde participó en el Congreso de la Patria, en su capítulo de Movimientos y Activistas de Derechos Humanos, junto a víctimas y familiares de las desapariciones y torturas cometidas en el país desde 1958 hasta 1998, así como las organizaciones, defensores de Derechos Humanos de las víctimas del Golpe de Estado de 11, 12 y 13 de abril de 2002, y de las guarimbas del 14 de abril de 2013 y febrero de 2014.

En transmisión de Venezolana de Televisión, Maduro denunció que la ley que promueve la derecha venezolana en la AN "deroga todo el Código Penal y la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para perdonar a terroristas que pusieron bombas, para perdonar asesinos convictos y confesos que mataron a oficiales de la Fuerza Armada, a hombres y mujeres del pueblo, a gente que puso guayas y asesinó a humildes trabajadores motorizados del país, para perdonar a ladrones que fueron dueños de bancos privados y robaron a miles de cuentahorristas y familias venezolanas".

La ley de impunidad presentada por el partido derechista Un Nuevo Tiempo, busca dejar sin efectos las sanciones penales ante delitos como la instigación al odio durante el golpe de Estado de 2002; zozobra generada a través de la difusión de informaciones falsas; obstaculización de vías públicas; daños a la propiedad, sistemas de transporte, servicios públicos, informáticos o de comunicación; fabricación y suministro de artefactos explosivos, y uso de menores de edad en la comisión de delitos.

Ante esta acción, el Jefe de Estado llamó a la unión y defensa de los derechos humanos. "Aquí nadie se cruce de brazos; ha llegado la hora de luchar por los derechos humanos, de luchar por la defensa plena de la justicia y la constitución y el grito del pueblo en la calle tiene que ser justicia".

"No puede haber impunidad y nosotros tenemos que garantizar que haya un reconocimiento de las víctimas, es lo primero, apoyo y resarcimiento de las víctimas y todos sus familiares, justicia plena con los responsables de los asesinatos, verdad plena para que haya paz", agregó el Presidente.
Recordó, además, que "hace 27 años el decreto de suspensión de garantías que precedió la masacre de los barrios caseríos ciudades y pueblos de Venezuela lo presentó ante el Congreso un diputado llamado Henry Ramos Allup, y 27 años después encabeza las fuerzas contra revolucionarias de la oligarquía que amenazan al pueblo nuevamente con quitarle sus derechos".

 

Protección de víctimas y familiares

Maduro denunció que la derecha, junto a la embajada de Estados Unidos en Venezuela, está tratando de "tocar y comprar familiares y víctimas" de las guarimbas y el plan La Salida ejecutada por la oposición venezolana, con el objetivo de desaparecer las pruebas de los casos de asesinatos y violaciones de Derechos Humanos ocurridos en el país y que son responsabilidad de las fracciones de la derecha nacional.

Comentó que la derecha "cuando está fuera del poder político como están y estarán por largas décadas en Venezuela, utilizan el terrorismo, la persecución nacional e internacional para buscar que queden sin testigos, sin testimonios y sin pruebas los juicios contra los asesinos de las guarimbas de 2014".

Asimismo, el Presidente aprobó el Plan Nacional de Derechos Humanos 2016-2019, con el que se regirá el Estado venezolano para resguardar, proteger y hacer justicia a la población venezolana que fue y ha sido víctima de las acciones desestabilizadoras de la derecha a lo largo de la época republicana del país.

El Jefe de Estado manifestó que todos los poderes del Estado deben subordinarse y cumplir de manera obligatoria este plan que se convertirá en Ley para dar, además de protección al pueblo, ser el principal escudo contra la ley criminal de impunidad.

Aseveró que este plan será "el escudo más poderoso" que se tendrá contra la "Ley de Amnistía" que promueve la oposición en la Asamblea Nacional, y agregó que "ellos (la derecha) aprueban una ley criminal y yo les apruebo un Plan Nacional de Derechos Humanos. A respetar la ley, la Constitución, a respetar los derechos humanos".

Explicó que el Plan Nacional de Derechos Humanos 2016-2019 contiene 213 acciones que se dividen en cinco ejes. El primero de ellos busca consolidar la educación y la cultura de los derechos humanos, mientras que el segundo está orientado en fortalecer las instituciones para "acercarlas a la gente".

El tercer punto busca darle participación protagónico al pueblo y hacer uso de las bases de misiones para promover la educación los DDHH.

Agregó que el cuarto punto se vincula con los organismos internacionales para tratar este tema, mientras que el quinto punto busca fortalecer el enfoque de derechos humanos en las políticas de acción y legislación del Estado venezolano.

Plan integral

Durante el acto, el Mandatario informó que los ciudadanos que han sido víctimas de violación de derechos humanos desde el año 1958 hasta 1998, un total de 408 personas, afectadas de manera directa e indirecta, incluyendo familiares, obtendrán una serie de beneficios especiales que serán otorgados a través del Plan Nacional de Derechos Humanos.

La atención constará de "atención integral de salud, servicio de oftalmología, atención odontológica, atención especial en misión José Gregorio Hernández, intervención quirúrgica especial, dotación de medicamentos, becas educativas, proyectos de educación y alfabetización, pensión de invalidez, incapacidad o vejez″.

El Jefe de Estado indicó que tanto víctimas como familiares serán incorporadas al trabajo y a la Misión Cultura, así como recibirán el financiamiento directo 20 proyectos productivos, y la incorporación a la Misión AgroVenezuela de 11 proyectos. También recibirán dotación de tablets y computadoras, y la dotación de vehículos a 67 víctimas, y la entrega de equipos a través de Mi Casa Bien Equipada.

Señaló también que se le otorgará vivienda a 191 víctimas y se realizará la reparación de viviendas a 119. Además, detalló que todas estas medidas contarán "con la inversión de 36.176.669 bolívares aprobados para las víctimas de la generación del 58 al 98″.

De igual manera, anunció un plan integral de atención en salud, educación, trabajo, vivienda y todas las condiciones de vida de las víctimas directas de las guarimbas y familiares en violaciones de derechos humanos perpetrados por la derecha, durante 2013 y 2014, para que el Estado revolucionario proceda inmediatamente a su resarcimiento y apoyo integral.

 

Comité de víctimas

En la actividad, Maduro declaró conformado el Comité Promotor del Congreso de la Patria de los Derechos Humanos, integrados por las víctimas del Puntofijismo (1958-1998) y las del golpismo continuado (2002-2014).

En este sentido, los Comités de Víctimas de la historia republicana de Venezuela expresaron este sábado que su lucha es para que en el país no se repitan jamás los hechos del 27 de febrero de 1989, del 11 de abril de 2002, el sabotaje petrolero de 2002 ni las guarimbas de 2013 y 2014.

Así lo expresó Oscar Carrero, en representación de las mesas de trabajo de los movimientos sociales y activistas de Derechos Humanos que se reúnen este sábado en el Congreso de la Patria, en su capítulo Movimientos y Activistas de DDHH, que se lleva a cabo en Cuartel San Carlos, ubicado en Caracas.

"Nuestra lucha, aunque pueda pensarse, no es una venganza en contra de aquellos que promovieron la muerte, las desapariciones o detenciones arbitrarias de miles de compatriotas. Nuestra lucha es para que en nuestro país jamás se repita un 27 de febrero, un 11 de abril, un paro petrolero o las guarimbas de 2013 y 2014", sentencia el comunicado leído por Carrero.

El texto agrega: "Nosotros, las víctimas directas e indirectas de los hechos de violencia en la historia republicana de nuestro país, nos unimos en la construcción de este nuevo bloque histórico en defensa de los Derechos Humanos", apoyando al Gobierno Bolivariano "ante aquellos sectores que intentan sabotear la agenda nacional, saboteando la salud, educación y el ámbito político-social que se potencia en este nuevo modelo de Estado que nació en 1999".

 
 
 
 
 

27/02/2016 - 06:20 pm