Heroismo del pueblo ha triunfado en las seis batallas impuestas por la oligarquía en dos años

Caracas, 08 Dic. AVN.- El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, resaltó este lunes que el pueblo venezolano amparado en liderazgo histórico del máximo líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, ha enfrentado y vencido de manera heroica en seis cruentas batallas impuestas por la oligarquía en los últimos dos años.

El Presidente Maduro recordó que desde el mensaje de Chávez, el 8 de diciembre de 2012, se emprendió una campaña mediática y psicológica desmedida contra el pueblo revolucionario que pretendía acabar con el socialismo y los logros alcanzados por el poder popular en los años de Revolución Bolivariana.

En ese sentido, durante el acto de Cierre del I Congreso Nacional de Movimientos Sociales del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar, realizado en el Cuartel de la Montaña, parroquia 23 de Enero de Caracas, instó al pueblo a reflexionar de forma permanente y continua sobre las amenazas reiteradas que ejecuta desde distintos flancos la derecha venezolana apoyada por la burguesía internacional.

"Debemos reflexionar siempre, nunca olvidar, estar claros de donde venimos y sacar conclusiones de las batallas que hemos dado, batallas heroicas, y victorias heroicas", acotó.

Las seis batallas

Al respecto, detalló que en estos dos años se han ganado seis batallas, divididas en diferentes etapas. La primera de ellas entre el 8 de diciembre de 2012 al 5 de marzo de 2013.

En esta etapa, comentó el Presidente, se soltó una guerra psicológica acompañada de una campaña de terror con el propósito de dividir las fuerzas revolucionarias, y a través de intrigas intentar socavar las bases del pueblo para que perdiera su confianza en la vanguardia revolucionaria y en el Estado venezolano.

"Ante todas esas intrigas, el pueblo supo dar una gran lección, en medio de la enfermedad del Comandante. Yo siempre recuerdo el 10 de enero en la avenida Urdaneta cuando hicimos el juramento 'Todos somos Chávez'. Ahí empezó el Pueblo Presidente", recordó.

Luego del 5 de marzo de 2013, cuando se produjo la partida física del Comandante Chávez, la derecha volvió a lanzar una nueva campaña de odio y de inmoralidad. Nuevamente fundamentados en la intriga, la mentira y los rumores, la oposición venezolana quiso pegar a la moral y al dolor del pueblo, diciendo que la fecha de la muerte de Chávez era falsa.

Sin embargo, resaltó Maduro, en ese tiempo, el pueblo demostró el profundo amor a Chávez, y deslastró aquellos rumores malsanos que provocaron un repudio de la gran mayoría del pueblo venezolano.

"Querían poner en duda la partida del comandante el 5 de marzo, con su campaña de intriga y confusión, con su miseria, porque son unos miserables de alma que no respetan el dolor de un pueblo. Y nosotros nos enfrentamos con dolor y serenidad a esa etapa, y los vencimos con unión y fortaleza", recalcó.

Inicio de las guarimbas y el saboteo

La segunda prueba se produjo entre el 5 de marzo y el 14 de abril, en la campaña presidencial sobrevenida que se realizó en medio del luto nacional, y que fue superada por la unión, la cohesión, la batalla permanente y la fuerza de la Revolución.

"Fue complejo llenar el espacio en el que estábamos acostumbrados a ver al Comandante (...) y en esa etapa el Gran Polo Patriótico actuó de manera impecable desde el punto de vista ideológico, político, y moral (...) junto al pueblo hicimos una campaña heroica, con el dolor y las lágrimas todavía, porque yo me ponía en la situación del que estaba abajo, ver al pueblo que no veía a su líder, y había que ir pa'lante. No había tiempo para achicopalarse y obtuvimos una victoria heroica", comentó Maduro.

En la tercera etapa, se produjo el inicio de las guarimbas, con el propósito de fraguar un golpe de Estado y desconocer al Gobierno electo democráticamente en las elecciones convocadas por el Consejo Nacional Electoral.

"La tercera prueba se inició luego del 14 de abril hasta mediados de mayo, para desconocer los resultados, la insurrección violenta en el país, y los derrotamos, fue intento de insurrección guarimbera que lamentablemente provocó el asesinato de 11 personas y más de 80 heridos", rememoró Maduro.

Luego en esa etapa, el Gobierno Revolucionario comenzó el Gobierno de Eficiencia en la Calle para dar respuestas a las propuestas generadas por el pueblo. Pero las amenazas continuaron para tratar de impedir la gestión del Estado, a través de la guerra eléctrica, el inició de la guerra económica, e incluso el intento de magnicidio a través de paramilitares contratados para ese fin que resultaron capturados por los cuerpos de inteligencia.

"Comenzaron con la guerra eléctrica, nos apagaron el país como tres veces, luego empezaron a aplicar la guerra económica, que para entonces era pequeña, estaba en pañales, porque ahora tenemos una guerra abierta y dura, que es acompañada además por la guerra psicológica", expresó.

Plebiscito derrotado, recrudecimiento de la violencia

La cuarta prueba explicada por el Jefe de Estado se produjo en el llamado a plebiscito por la oposición, para las elecciones de alcaldes y concejales, en los que decían que iban a erradicar a los sectores de la revolución en las instancias de gobierno.

Sin embargo, la respuesta del gobierno en los comicios fue una abrumadora mayoría que eligió a sus candidatos de la Revolución. "Ellos creían que el 8 diciembre de 2013 nos iban a sacar a patadas de Miraflores, pero hace un año, justamente, nuestro pueblo le dio una lección y les enseñó donde está la mayoría democrática".

"Cuando retan al pueblo se nos remueve el Zamora, el Bolívar, el Chávez, para derrotar a la burguesía apátrida", expresó Maduro, quien destacó la respuesta popular para derrotar el plebiscito autoconvocado por la derecha.

Las dos últimas pruebas que han sido superadas por la Revolución, son las que más daños le han causado al país durante el último año: la insurrección violenta, inscrita en el golpe de Estado continuado, y la profundización de la guerra económica.

Sobre la insurrección violenta, Maduro recordó las guarimbas realizadas entre febrero y junio de 2014, con el propósito de generar un Golpe de Estado y una intervención extranjera para acabar con el Gobierno Bolivariano, que produjo el asesinato de 44 personas y más de 800 heridos, a través del plan terrorista denominado "La Salida".

"Nosotros buscando el diálogo, el trabajo, la unión por Venezuela y ellos tenían otra vez la carta bajo la manga 'Made in USA', porque todo este plan se fraguó en los Estados Unidos contra nuestra patria y le metieron bastante dinero", comentó Maduro.

Planes de injerencia militar armada

Explicó que este plan desestabilizador arrancó el 23 de enero de 2014, aunque de acuerdo a las investigaciones estaba previsto para después, porque para finales de ese mes estaba prevista la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en La Habana, Cuba, y buscaban crear una atmósfera violenta en el país para impedir el viaje del mandatario a la isla.

"Fue la insurrección, el golpe continuado, la violencia de pequeños grupos entrenados, financiados por la derecha, y entre ellos capturamos a varios paramilitares en la refriega. Fueron asesinadas 44 personas, mas de 860 heridos, mas de 350 heridos graves que quedaron con serios problemas, discapacidades para poder vivir con tranquilidad. (Los grupos vandálicos) usaron guayas y francotiradores para asesinar", acotó.

El Jefe de Estado recalcó que ahora los victimarios en las guarimbas hacen el papel de víctimas ante los medios de comunicación, y son apoyados por sus Jefes a través de la influencia de Estados Unidos en el mundo.

"No va a haber presión posible en este mundo que impida la justicia en Venezuela contra los fascistas que asesinaron hombres y mujeres en las guarimbas (...) un golpe de Estado que pretendieron, pero que gracias a Dios y a la lealtad de oficiales de la Fuerza Armada Bolivariana, pudimos detectar y revertir", indicó.

El presidente Maduro comentó que en medio de esos planes estaba atacar con aviones de guerras las sedes de Telesur, para impedir que se divulgara la verdad sobre Venezuela en el mundo. Luego, irían por Miraflores, el Ministerio para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, el Ministerio de la Defensa y el Consejo Nacional Electoral.

"Pensaban traer un avión de afuera y ejecutar su plan de ataque (...) cuidado oligarcas con su locura (...) respeten la historia, respeten al democracia, respeten al pueblo, con los dolores que nos quedaron y las heridas que aún duelen", acotó Maduro tras recordar que estos planes terroristas tuvieron coletazos con los asesinatos de líderes revolucionarios de base como Eliécer Otaiza, Robert Serra y María Herrera, por grupos paramilitares contratados.

Guerra económica contra el pueblo y el Estado

La sexta prueba, que está en pleno desarrollo, es el recrudecimiento de la guerra económica desde diversos flancos y con todo el apoyo de la burguesía nacional y extranjera.

"Estamos enfrentado una prueba que también vamos a superar, la prueba de la guerra económica y allí se encarna este congreso, ya finalizando un 2014 donde las fuerzas de la contrarrevolución están cada vez mas menguadas, desprestigiadas, y divididas entre ellos, porque han terminado de espaldas al pueblo, rechazadas por la inmensa mayoría del pueblo", detalló.

Al respecto el Jefe de Estado reflexionó que este 2014, "si bien nos hicieron daño político y económico, también hemos logrado relanzar y fortalecer todo el proyecto social del Socialismo Bolivariano a través de las Misiones Sociales, las Bases de Misiones Socialistas, y las Grandes Misiones Sociales".

"Hemos logrado hilvanar una estrategia de fortalecimiento de los derechos sociales, de las misiones, del empleo, estamos rompiendo récord en cifras de empleo en los últimos 40 años, y este año vamos a cerrar con cifra récord de disminución del desempleo de las últimas cuatro décadas, porque hemos estimulado el empleo y el ingreso", destacó.

Maduro recordó que la guerra económica se ha enfocado en la inflación inducida que ataca a los trabajadores, y que en respuesta a ese ataque desmedido, el Gobierno Bolivariano ha enfrentado con políticas económicas para defender el ingreso salarial de los trabajadores con aumentos superiores al 65% aprobados sólo este 2014.

Además de la inflación inducida, la guerra económica de la derecha busca dañar las estructuras de suministro de alimentos, servicios y productos de primera necesidad para el pueblo y así intentar socavar las bases del pueblo.

Sin embargo, el Estado ha reactivado esas estructuras en una lucha pujante contra los sectores poderosos empresariales que dominan el mercado, para abastecer a la población y asegurar el debido suministro de estos artículos a todos los venezolanos sin importar su estrato social ni afiliación política.

08/12/2014 - 10:25 pm