Puerto Rico: Gobernador fue cómplice en escándalo con congresista socio de Pesquera

La Habana, 04 Abr. AVN.- Luis Fortuño, el gobernador de Puerto Rico quién acaba de nombrar jefe de la policía de la isla al ex oficial FBI Héctor Pesquera denunciado por sus conexiones con la mafia cubanoamericana, fue involucrado en el 2004 en un escándalo de corrupción con el ex congresista cubanoamericano Lincoln Díaz-Balart, socio del propio Pesquera.

Luis Guillermo Fortuño Burset, actual gobernador puertorriqueño, jefe del Partido Nuevo Progresista (PNP), y miembro del Partido Republicano norteamericano, era Comisionado Residente en el 2004 cuando realizó un viaje especial a la Florida, en compañía del senador puertorriqueño Jorge de Castro Font para entregar al congresista mafioso Lincoln Díaz-Balart "unos cheques" de contribuciones ilegales.

El Comisionado Residente de Puerto Rico es un miembro del Congreso norteamericano electo pero sin derecho a voto.

El hecho fue denunciado en el 2008 por el propio Castro Font cuando fue arrestado por corrupción.

"Luis y yo fuimos a Miami a llevarle unos chequecitos que nos entregaran unos amigos de Puerto Rico para darselo a Lincoln Diaz Balart", afirmó el senador durante una entrevista radial con la estación WKAQ.

Agentes del FBI y del Servicio de Rentas Internas de EE.UU.(IRS) allanaron la residencia y la oficina del Senado de Castro Font el 24 de agosto e incautaron documentos y armas, reportaba entonces el diario puertorriqueño Primera Hora.

De Castro Font enfrentó luego 32 cargos federales de corrupción por presuntamente solicitar dinero para aprobar proyectos de ley. A pesar de las declaraciones de Castro Font, el FBI aparentemente no se interesó a Fortuño en este dossier.

Desde muchos años, el senador de Castro Font había estado vinculado a los emigrados cubanos de Puerto Rico además de mantener estrechas relaciones con cabecillas cubanoamericanas, entre los cuales los hermanos Diaz-Balart.

Lincoln Diaz-Balart fue forzado a dimitir de la Cámara de Representantes por las numerosas sospechas de corrupción que circularon acerca de su persona. Entre otras cosas, se le acusaba de haber conseguido millones de dólares en fondos del gobierno federal a favor de contratistas de la defensa radicados en Miami-Dade, las firmas Locust USA y Mark Two Engineering.

Mala suerte: el también miembro del PNP de Fortuño, el senador Roberto Arango, fue entretanto obligado a renunciar tras exhibirse desnudo en Internet. Era el principal apoyo puertorriqueño de la congresista norteamericana Ileana Ros-Lehtinen, colega de Díaz-Balart.

En cuanto a Héctor Pesquera, el ex oficial del FBI quién fue jefe de la policía federal sucesivamente en Puerto Rico y en Miami, contó en varias oportunidades como había realizado el arresto y la investigación de los Cinco, los cubanos infiltrados en las filas de grupos terroristas cubanoamericanos, bajo orientaciones de Lincoln Díaz-Balart, que mantenía constantemente informado.

El 12 de septiembre de 1998, después de pasarse la noche dirigiendo el operativo de sus agentes contra los antiterroristas cubanos, Pesquera informó a Díaz-Balart, antes de notificar a la alta jerarquía del FBI, incluyendo al director Louis Freeh.

Para realizar esta operación altamente política, Díaz-Balart, Pesquera, y la red CIA que los apoyaba habían forzado la mano a la Fiscal General Janet Reno y al conjunto de sus colaboradores que resistían a esta iniciativa directamente inspirada por los sectores más recalcitrantes de la mafia de Miami.

Fortuño es este mismo gobernador de Puerto Rico quien, en el 2010, ordenó la entrada de cientos de policías a la universidad de Puerto Rico quién cometieron numerosos actos violentos contra los estudiantes, desencadenando protestas.

El Partido Nuevo Progresista promueve la anexión de Puerto Rico a EEUU.

Jean-Guy Allard AVN 04/04/2012 16:59
Compartir en Facebook