Quieren que Cuba vuelva a ser una colonia de España

Colonia (Alemania), 21 Sep. AVN.- Si fuera por un denominado "disidente" cubano, la Unión Europea (UE) tendría que organizar dos referéndums – uno en Cuba, otro en España – para que la Isla volviese a formar parte del Reino español.

La idea parece descabellada ante el hecho de que en 1959 el triunfo de la Revolución Cubana culminó en la segunda independencia y en la creación de un Estado soberano, cuyos logros sociales han servido de ejemplo para los países del ALBA y para todos los países del sur.

Sin embargo, el Parlamento Europeo ha incluido en sus bancos de datos una carta, con fecha de entrada del 28 de agosto de 2012, que justamente pide la "reintegración de Cuba en Europa".

"Autonomía Concertada para Cuba"

De la misiva, dirigida en francés al presidente del Parlamento Europeo, se desprende que tal "integración" se basaría en reconvertir a la Isla en una "Comunidad Autónoma", volviendo así a la autonomía que Madrid le concedió en 1897. Para tal objetivo se creó en París la asociación "Autonomía Concertada para Cuba" (ACC) que considera que este tipo de autogobierno "es el mejor camino para preservar las conquistas del socialismo cubano".

Como autor de la carta y presidente de la ACC firma un tal Fernando Núñez, que se presenta como "disidente" y ex miembro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), de la cuales fue expulsado "por desafecto al proceso revolucionario cubano e incompatibilidad moral."

Por un lado serán muchas las cartas descabelladas que llegan al Parlamento Europeo, pero pocas se publican de forma oficial. Por otro lado no es la primera provocación de esta institución contra Cuba.

En varias ocasiones anteriores el Parlamento Europeo permitió que la ultraderecha de ese continente, liderada por el Partido Popular español, lo instrumentalice siguiendo las pautas anticubanas marcadas por Washington ante todo, pero también por Berlín.

Rescate a España con "condiciones muy duras"

En estos momentos el gobierno español de Mariano Rajoy y su PP intentan todo lo posible para no tener que pedir el "rescate" a la Unión Europea. Bruselas ya ha avisado que impondría "condiciones muy duras". En julio se habló de que Madrid había pedido a Berlín 300 mil millones de euros para salir de la crisis. El gobierno alemán de Angela Merkel se negó a ello. La suma corresponde al presupuesto del Estado alemán para el año 2011.

La falta de liquidez de los bancos españoles y del Estado es sólo un problema entre varios. El otro es que los bancos se enfrentan a "malos créditos" que suman 170 mil millones de euros. La morosidad alcanza el 9,9 por ciento, casi tres puntos más que el año pasado.

La crisis española se diferencia de la griega porque son los hogares privados que han acumulado esta deuda y no el Estado. Desde que explotó la burbuja de la especulación inmobiliaria se paró el principal motor económico, la construcción. Ahora 5,6 millones de personas están sin trabajo. Es el 25 por ciento de la población activa.

Más del 26 por ciento de los españoles viven por debajo del umbral de la pobreza. España lidera actualmente el Índice de Miseria en la UE. Los jóvenes, ante todo los que poseen formación especializada, emigran a América Latina o a Alemania cuya industria busca a personal técnico. En casa quedan aquellos millones donde quizás los abuelos son los únicos que puede mantener a la familia con su pequeña pensión.

Los españoles de hoy ante un gran dilema

No hay solución a corto plazo. El proyecto industrial más discutido en España ha sido la ubicación del casino "Eurovegas" en la que intervino la recién dimitida presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre (PP). La casta política no se escandalizó por esta empresa, que no permite sindicalistas entre sus empleados, sino porque el New York Times escribió que por la crisis había aumentado el índice de prostitución y criminalidad. A ello se han añadido los asaltos simbólicos a unos supermercados, primeros indicios de que la política de Rajoy podría desembocar en un "Caracazo".

Mientras que en Cuba está participando más del 98% en las elecciones de los delegados al Poder Popular, desde la base hasta la nación, la situación de España es tal que su Gobierno tendría que crear una serie de "misiones" venezolanas como "Barrio Adentro" y "Mercal" para hacer frente a las necesidades básicas de los pobres, que van creciendo aceleradamente. Pero esta política no encaja con el anti socialismo del PP que prefiere llevar a España al camino que conduce a la superada Cuba de los años 50 del entonces dictador Fulgencio Batista, caracterizada por la explotación, pobreza y represión.

Dado que el Estado español se está convirtiendo en un "estado fallido", en el País Vasco y Cataluña siguen de nuevo el ejemplo de Cuba, retomando el camino hacia la creación de un propio estado, más social y más democrático que el actual Reino. Llegando a tal grado, las restantes Comunidades Autónomas "españolas" podrían decidir en un referéndum si integrarse o no a la República cubana.

21/09/2012 - 08:47 am