"Afiuni recibía comida en su celda individual, leía prensa y veía TV"

Caracas, 25 Nov. AVN.- Este domingo Venezolana de Televisión transmitió el programa TV Foro, en el que se trata el caso de la ex jueza María Lourdes Afiuni, quien recientemente realizó serie de acusaciones sobre un supuesto abuso físico durante su reclusión en el Instituto Nacional de Orientación Femenina (Inof), que se encuentran en un libro que escribió un periodista de oposición.

El equipo de producción entrevistó a cinco privadas de libertad del Inof, que conocieron a Afiuni. Las internas ratificaron las comodidades que tenía ésta durante su estancia en el centro penitenciario, al tiempo que pusieron en tela de juicio los supuestos abusos de los que dice fue víctima, pues negaron que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) ingresen a las instalaciones, así como también reiteraron que ésta tenía una celda para ella sola.

Afiuni, quien fue privada de libertad en 2009 por delitos de corrupción, abuso de autoridad y favorecimiento para la evasión del banquero Eligio Cedeño, señalado de incurrir en evasión de fondos y en estafa inmobiliaria, indicó haber sido víctima de agresiones en dicho centro penitenciario.

En el libro, la ex jueza dijo que su habitación quedaba debajo de la enfermería y que ella podía escuchar cómo llegaban los guardias antes de proceder las violaciones. Ante ello, la interna Anni Estaba apuntó que la enfermería del Inof permanece cerrada en la noche, a excepción de cuando una privada de libertad amerita atención médica.

"La enfermería, en la noche, permanece cerrada. Cuando alguna interna presenta algún problema de salud llama a la custodia, ella va le abre y la lleva a la enfermería. En la noche, cada una de nosotras íbamos a nuestra habitación. Nuestra habitación es la de al lado y ella dormía sola en su habitación. (Afiuni) Tenía el privilegio de tener una cama para ella sola, una habitación para ella sola. En el reportaje dice que desde su cuarto veía seis garitas, desde el cuarto no se ve ninguna garita, de verdad sólo se ve la prevención. Ella dice que se ven seis garitas. Yo no sé cuántas garitas hay aquí y tengo cuatro años y ocho meses", dijo Estaba.

Estaba recordó que ella y otras cuatro privadas de libertad mantenían contacto con Afiuni para suministrarle alimentos.

"En el caso de la doctora Afiuni ella se encontraba en Admisión, mis compañeras, las que acaban de salir y yo, éramos quienes les suministrábamos los alimentos porque ella manifestó no saber preparar ningún tipo de comida y manifestó no querer consumir los alimentos que proporciona el penal", comentó.

Agregó: "Nosotras, generosamente, a cambio de nada, le hicimos el favor de colaborar y llevarle la comida. Cada una de nosotras tiene actividades en el penal, formamos parte de la Orquesta, de los grupos deportivos, de la Iglesia Católica, y ella permanecía todo el día, prácticamente sola, en su habitación, leyendo, viendo televisión, leyendo la prensa y nosotras en la parte de afuera del Penal, solamente llegábamos a suministrarle los alimentos".

Por su parte, la interna Yadira Torres explicó que el ambiente interno del penal es de respeto, "ahí nadie se mete con nadie, ahí uno llega, algunas internas te reciben, te dicen dónde te tienes que acomodar, te dan el espacio que te va a corresponder con la gente que hay ahí. Sí, hay bastante gente, pero ahí nadie se mete con nadie. Si tú no hablas, nadie te habla, si tú no dices, no te dicen, ahí respetan".

Recibía numerosas visitas en su habitación

En el libro que salió a la luz pública, cuyo autor es un periodista de oposición, la ex jueza afirma haber sido víctima de una violación y haber tenido "una pérdida".

"Le voy a hacer un comentario muy personal. Si a ella le hubiera pasado eso (una violación), lo dice el mismo día y de inmediato. Ella no va a esperar más de dos años para decir que fue violada, más cuando ella conoce los procedimientos legales y sabe que un médico forense después de dos años no va a decir que fue violada, si fue violada o no. Ella sabe mucho más que muchas de nosotras aquí, porque es una juez con experiencia en el Poder Judicial y además de la policía científica", reflexiona Anni Estaba.

Y continúa recordando que Afiuni recibía numerosas visitas en su habitación, así que "tampoco puede decir que la persona que la violó ingresó en la visita, y tampoco creo que estuviese embarazada, porque ella manifestaba calorones de menopausia, entonces, de verdad que no entiendo".

Igualmente, la interna Oscalie Briceño comentó que en el recinto penitenciario existen las más estrictas normas de seguridad, las cuales, indicó, fueron redobladas cuando ingresó Afiuni.

Yadira Torres refutó el supuesto ataque físico del que la ex jueza dice haber sido víctima de violencia por parte de otras internas.

"Hubo un día en que ella comentó con la familia de que la estábamos apuñalando. (Nosotras) estábamos tomando el café con leche. Nos sacaron al pasillo en posición de número. Llegó la subdirectora en ese momento, Ginger Rodríguez, y todo normal. La revisaron (a Afiuni), entraron en su cuarto, vieron que no había nada. Y, al día siguiente, fue que nos enteramos que ella había dicho que la habíamos apuñalado. Nos hicieron firmar un acta donde constaba que no le habíamos hecho nada, porque cada quien estaba en su cuarto, leyendo, acostada, descansando", agregó.

Acceso a la tecnología

La interna Clementina Bocardo precisó que la ex jueza podía tomar fotografías y hacer videos, por lo que si hubiese sido golpeada o violada tenía la posibilidad de hacer llegar las pruebas a los medios de comunicación.

"Ella tenía la posibilidad de tomar fotos y hacer videos. Si le hubiese pasado eso, de verdad lo primero que ella iba a hacer era tomarse las fotos, sacarlo a la prensa, porque ella se pone como víctima delante de los medios de comunicación y es algo demasiado relevante, y si es verdad que la violaron hubieran abierto la investigación, buscando sangre, a ver si es verdad. Eso es fácil", aseveró.

Las internas reiteraron que ningún personal masculino ingresa al penal, tal como lo establece la normativa legal venezolana para este tipo de recintos penitenciarios femeninos.

"Nunca ingresan masculinos. Simplemente entran las custodias para el número o si van a llevar alguna reparación o para el rutinario. Solamente la Guardia Nacional entra en compañía de las funcionarias de régimen a la hora de número", puntualizó Estaba.

AVN 25/11/2012 21:40
Compartir en Facebook