Schémel: Derrota opositora en regionales es un castigo a su estrategia insurreccional

Caracas, 22 Oct. AVN.- La derrota que obtuvo la oposición en Venezuela en las recientes elecciones regionales, donde sólo lograron cinco de las 23 gobernaciones, es un castigo de la ciudadanía a la estrategia violenta insurreccional que mantiene este sector político, sostuvo el presidente de la encuestadora Hinterlaces, Óscar Schémel.

Fue "un rechazo a la estrategia insurreccional, la guarimba, los trancazos de la oposición. De alguna manera sectores moderados de la oposición castigaron con la abstención castigaron esa estrategia", recalcó Schémel en una entrevista concedida al programa José Vicente Hoy, que transmitió este domingo Televen, y en la que también estuvo presente la analista y socióloga venezolana Marie Claire Stelling.

"La abstención de la oposición significó un rechazo, un cuestionamiento a la conducción de la Mesa de la Unidad Democrática, a sus desaciertos estratégicos y su ignorancia acerca de lo que ha ocurrido en el país en los últimos 15 años" y también constituye un rechazo a la existencia de "la aporofobia: el desprecio por los pobres que no disimulan algunos dirigentes de oposición", subrayó Schémel.

Asimismo, mencionó que "no sólo fue aplastado una conducción estratégica. Fueron derrotados también sus intelectuales, los analistas de la oposición, que siempre han menospreciado, despreciado, ignorado, incomprendido el fenómeno social, político y simbólico que representa el chavismo", que "es la única fuerza social, política, cultural y simbólica del país".

Mencionó que esta realidad debería llevar a quienes dirigen a la oposición a repensar su permanencia en la dirección de la MUD, y que dé espacio a unos nuevos líderes que "entiendan el fenómeno que significa el chavismo y la apuesta a la democracia y a la paz de las mayorías de los venezolanos".

Por su parte, Marie Claire Stelling señaló que esta derrota opositora además de ser consecuencia de la desconexión y desconocimiento de la realidad actual del país, es un efecto "de las fracturas internas gravísimas" dentro de la Mesa, "que les impiden convertirse en una sola voz, que les impide ser la MUD".

"Ellos no son la MUD. Ellos son fracciones divorciadas una de la otra", reiteró.

22/10/2017 - 09:45 am