Una bestia en agoniza lanza sus últimos zarpazos contra Venezuela

El pueblo venezolano se lanzó a la calle ayer jueves para reiterar una vez más su solidaridad e incondicional apoyo a la Revolución Bolivariana, inédito y pacífico proyecto político e ideológico de Chávez continuado por Maduro, su hijo político y heredero de su legado libertario, amenazado un imperio que como bestia en agonía lanza sus últimos zarpazos en desesperada afán por destruirlo
Y es que EEUU es un imperio en decadencia, lo afirman historiadores, políticos y destacados analistas que observan cómo el imperio más poderoso de la historia ha perdido casi todo el esplendor y gloria que tuvo hasta hace poco tiempo, desgastado política, económica y moralmente por las guerras de conquista que ha lanzado y fracasado estruendosamente.
Y también en América Latina y el Caribe, su otrora“Patio trasero” del que extraía los recursos naturales que saqueaba a sus pueblo, dejó de serlo, porque una rebelión, cuya primera chispa se prendió en Cuba y 40 años más tarde atravesó el Caribe, “El Mar de la Libertad” para llegar a Venezuela, donde Chávez creó la Revolución Bolivariana que como incendio libertario se propagó por la región.
De Allí la obsesión de EEUU por de derrocar al gobierno bolivariano mediante un golpe de Estado continuado de más de 18 años en el que ha perdido miles de millones de dólares pagándole a una horda de apátridas criollos y a mercenarios extranjeros, caterva de incapaces que han fracasado en su afán por destruir al proceso.
Por eso fue que intervino Obama, el violento que desató decenas de guerras que incendiaron Medio Oriente, África, Asia Central y Euroasia sembrando el caos en todos los países que agredió con sus guerras de conquista, pensando esta vez que con un decreto, fase inicial de una vil conjura, terminaría con el gobierno bolivariano, y fracasó al igual que su camada de cachorros,
Vivía en otro mundo, en una época afortunadamente superada, pues aún pensaba, como dijo con la soberbia y prepotencia que caracteriza a los gobernantes yanquis, que “Estados Unidos le tuerce el brazo a todo aquel país que no le obedezca. No se dio cuenta que hasta sus mismos vasallos europeo comenzaban a obedecer las órdenes de su imperial amo..
Ayer se cumplieron 2 años de la firma de ese decreto que declara a Venezuela “una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EEUU”, medida que por su extraterritorialidad constituye una aberración jurídica, como lo es el criminal bloqueo que desde hace más de medio siglo viene imponiendo a Cuba.
Y es que Obama, quien al asumir la presidencia se presentó como una esperanza de paz para un planeta asolado por conflictos bélicos, engañó y decepcionó al mundo, ya que a lo largo de su mandato de 8 años no hizo más que desatar más guerras que dejaron y siguen dejando una estela de muerte y destrucción, además de gran sufrimiento a los sobrevivientes.
Á esos millones de hombres, ancianos, mujeres y niños, que arriesgan sus vidas, atravesando el Egeo y el Mediterráneo en frágiles embarcaciones que a veces naufragan, tragedias en las que pierden la vida, miles de ellos y los que sobreviven no encuentran refugio al llegar a Europa porque se lo niegan la mayoría de sus gobiernos, cómplices de las aventuras bélicas de EEUU.
Y es que a la mayoría de los países que el Imperio ha agredido, poco antes de ser invadidos, fueron declarados por EEUU en “Estado de Emergencia”, medida seguida de una guerra de Cuarta generación como la desatada contra Venezuela, y que siempre finaliza con la agresión armada por considerar a la nación así designada “una amenaza para su seguridad.”
Se trata de un siniestro protocolo que se cumple rigurosamente, cuando fracasa el “Golpe Suave”, como se hizo en Somalia, Yemen, Libia y otras naciones para derrocar a gobernantes negados a convertirse en vasallos del Imperio, como lo hacen otros que traicionan a sus pueblos, como el que se viene adelantando contra Venezuela tras el decreto emitido por Obama.
Pero contra la Revolución Bolivariana no tuvo ni tendrá éxito, ya que más de 18 años de la indoblegable resistencia ofrecida a quien la agrede, primero por Chávez y luego por Maduro, de la mano de un pueblo y una Fuerza Armada Nacional Bolivariana leales a su herencia, que garantizan la invencibilidad de un proyecto cuyo ejemplo han seguido otros pueblos hermanos de la Patria Grande.
Esa decisión, esa voluntad inquebrantable de resistir los embates del Imperio y sus lacayos, la reiteró una vez el pueblo venezolano en la voz del Maduro el Presidente-Obrero, quien dirigiéndose desde Caracas al pueblo y al mundo durante la concentración de ese día en el Paseo monumental de Los Próceres, cuando se cumplían 2 años del nefasto decreto emitido por Obama, dijo:
“Venezuela, nación que tiene como centro al ser humano, así como la defensa de la soberanía, se constituye hoy en una trinchera de dignidad y de valores en defensa de las causas justas de la humanidad.”
“Hemos aprendido cómo se defienden las ideas justas de la humanidad y Venezuela es hoy la trinchera de la dignidad y de los valores humanos en defensa de un mejor destino para la humanidad (...) Sigamos todos transitando estos caminos. Estamos construyendo un historia nueva. Es la historia del siglo XXI.”
“Esta historia donde el ser humano debe ser tratado con respeto y donde se imponga un idea de sociedad de igualdad, debe ser escrita y ser admirada por todos los tiempos, de cómo se construyó una patria y un continente de hombres y mujeres libres, que además es uno de los legados del Libertador Simón Bolívar, rescatados por el comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.”
“En Venezuela, pese a las embestidas desmedidas del Imperio, y para la cual utilizan a dirigentes de la derecha nacional, prevalecerá la paz y los programas que reivindican las luchas del pueblo.”
“Es nuestro deber preservar la paz y construir la igualdad, la felicidad y la prosperidad económica, política, moral de la patria y del pueblo venezolano. Para ello, la participación activa del pueblo es fundamental. El pueblo organizado es el único que debe trazar el rumbo hacia el futuro de Venezuela y no aceptar intervenciones ni ataques de poderes imperiales.”
“Por eso debemos tener claro el rumbo de nuestro país. Nadie puede venir a imponerle un rumbo a nuestra patria, porque Venezuela es y debe ser de los venezolanos, de los únicos que debemos trazar el rumbo democrático y pacífico.”
“Nunca antes EEUU había atacado tanto la soberanía de Venezuela como lo hizo durante los últimos cuatro años el gobierno de Barack Obama, pero tampoco había existido en Venezuela un pueblo que resistiera unido a su gobierno, ataques de esa naturaleza.”
“Esta es Venezuela, y deben respetarla, llueve, truene o relampaguee. Debemos hacerla respetar por el honor de nuestros antepasados, de nuestros hijos, Pasado, presente y futuro de una historia de dignidad como nunca antes se escribió en estas tierras. ”
Así se expresó el Presidente Nicolás Maduro, coincidiendo con lo afirmado hace 2 siglos por el Padre de la Patria, El Libertador Simón Bolívar quien dijo:
…”No permitiré que se ultraje el gobierno y los derechos de Venezuela. Defendiéndola contra la España ha desaparecido una gran parte de nuestra población, y el resto que queda, ansía merecer igual suerte.”
“Lo mismo es para Venezuela combatir contra España que contra el mundo entero, si todo el mundo la ofende.”

10/03/2017 - 09:06 am