Jorge Videla: Las órdenes de la Junta Militar fueron precisas

Caracas, 05 Mar. AVN.- Bajo el título No salimos a cazar pajaritos, sino al terrorismo y a los subversivos apareció este domingo, en la revista española Cambio 16, la segunda parte de una entrevista hecha al genocida argentino Jorge Rafael Videla, cabecilla de la Junta Militar que derrocó a María Estela de Perón el 24 de marzo del 76 y se perpetuó hasta 1981.

La primera entrega, publicada el 12 de febrero pasado, fue un agradecimiento público de Videla a la Iglesia argentina, por su "prudencia" al no dejarse "llevar por esa tendencia izquierdista y tercermundista, politizada claramente a favor de un bando, de otras iglesias del continente, que sí cayeron en ese juego", puntualizó el exgobernante en clara referencia a los años de la escalada de represión militarista en Latinoamérica.

Una vez más, Videla calificó a los jóvenes peronistas y a los montoneros como gente "entrenada en el exterior, principalmente en Cuba, Siria, Libia y otros países, y luego dentro del país con instructores foráneos" para promover una revolución.

"No salimos como Fuerzas Armadas a cazar pajaritos, sino a combatir al terrorismo y a los subversivos" subrayó el ex dictador tras detallar cómo en octubre de 1975, durante una reunión entre los representantes del Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada, junto con el presidente del Senado Italo Luder, se planificó el golpe de Estado contra María Estela de Perón.

"El acuerdo se firmaba, bajo estos decretos, para combatir el terrorismo en todas sus formas y hasta el aniquilamiento definitivo; por otras razones, más tarde, cuando fuimos juzgados, se le preguntó a Luder por el término aniquilar e hizo un excelente exposición en términos semánticos sobre la cuestión, que se resume en reducir a la nada; no tiene otra interpretación", afirmó Videla quien ostentó el grado de general de Brigada.

Por si todavía quedaban dudas sobre la represión de la Junta Militar, el ex dictador militar subrayó que las "órdenes existieron y fueron precisas".

"Las órdenes estaban y los que las impartieron, que fueron asumidas por cada uno de los miembros de la cadena de la mando que las dieron", agregó.

Asumiéndose como un perseguido político, Videla se aventuró en la entrevista a dar su balance sobre el kirchnerismo y a declarar la desaparición de la República.

"Lo que me permite decir que no tenemos República porque no tenemos a las grandes instituciones del Estado funcionando. La justicia, el Congreso y las demás instituciones, por no hablar de otros aspectos, no existen", dijo quien menosprecia el papel que las comunidades argentinas están desempeñando en la construcción de una nueva vida republicana.

Además, echó de menos la presencia de una clase empresarial y de una oposición que le hicieran frente al Gobierno de Cristina Fernández.

"En las últimas elecciones habidas en el país esperaba a que apareciera un líder o un movimiento para hacer frente a lo que vivimos, que todos los dirigentes de la oposición se unieran para combatir esta lacra y salir hacia adelante, pero bueno, no apareció y no fue así".

Descartó que la toma violenta del poder sea "una solución" y alabó el rol de los "mensajes y los medios de comunicación" para "ganar la guerra política" que Videla observa desde su celda donde cumple cadena perpetua por ser un criminal de lesa humanidad.

AVN 05/03/2012 16:31
Compartir en Facebook