Salvadoreños celebran 21 aniversario de Acuerdos de Paz

Caracas, 16 Ene. AVN.- Desde tempranas hora de este miércoles, salvadoreños iniciaron las actividades de conmemoración del 21 aniversario de la firma de los Acuerdos de Paz, suscritos el 16 de enero de 1992 en el mexicano Castillo de Chapultepec, que puso fin al conflicto armado en esta nación centroamericana.

El Acuerdo fue firmado por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), actualmente en el Gobierno, y la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena); por ello, ambos grupos celebran la fecha y lo hacen en el monumento Cristo de la Paz, en el municipio de San Marcos, San Salvador.

El FMLN tomó el monumento en horas de la mañana. Salvador Sánchez Cerén, actual vicepresidente de El Salvador y uno de los firmantes de los Acuerdos de Paz, calificó esos acuerdos como un proceso único en América Latina que inició la transición democrática en esta nación centroamericana.

Señaló que el FMLN ha respetado, desde la firma, los acuerdos y precisó que desde la llegada al poder, en 2009, esta fuerza política en el Gobierno, con una inversión como nunca antes, ha impulsado programas sociales para favorecer a los sectores menos afortunados y el principal desafío ahora es darle sostenibilidad a esas iniciativas.

No obstante, manifestó que queda mucho por hacer. Por ello, Sánchez Cerén, proclamado como candidato presidencial por el FMLN para los comicios de febrero de 2014, invitó a iniciar un nuevo proyecto de país en el que se aborden con profundidad los problemas nacionales, "con una cultura de participación y democracia plena", citó el diario salvadoreño La Página.

Propuso un pacto fiscal y un "debate franco" sobre áreas de vital importancia para el país centroamericano, como seguridad, pensiones, deuda externa y medio ambiente.

"Pongo estos temas sobre la mesa como candidato y futuro Presidente de este país. Cuando llegue a la Presidencia estos temas serán abordados y resueltos", dijo.

La firma de los Acuerdos de Paz permitieron la desmovilización de fuerzas guerrilleras y su incorporación a la vida política nacional, liquidando un conflicto que, entre 1980 y 1991, dejó alrededor de 83.000 muertos y desaparecidos, 16.000 heridos y más de un millón de desplazados y refugiados.

AVN 16/01/2013 14:51
Compartir en Facebook