Salario mínimo integral subirá a Bs 65.056 desde el 1 de septiembre

Caracas, 12 Ago. AVN.- El aumento de 50% del salario mínimo para los trabajadores y pensionados del país, y de la base de cálculo de los tickets alimentación de 3.5 a 8 Unidades Tributarias (U.T.), para defender a la población de las mafias económicas y proteger el empleo, la salud y la educación, anunció este viernes el presidente de la República, Nicolás Maduro.

El jefe de Estado detalló –en transmisión conjunta de radio y televisión, desde el Palacio de Miraflores, en Caracas, donde sostuvo una reunión con el gabinete de Gobierno– que el 50% de aumento del salario mínimo será a partir del 1 de septiembre, y el de los tickets alimentación desde el 1 de agosto.

En este sentido, el salario mínimo quedó en 22.576,72 bolívares y los tickets alimentación en 1.416 bolívares diarios, el mes quedará en 42.480 bolívares, para un total integral de Bs. 65.056.

El salario mínimo integral se ubicaba en 33.636 bolívares, tras el aumento de 30% decretado el pasado 1 de mayo, y con los tickets en Bs 18.585, cuando la base de cálculo se encontraba en 3.5 U.T. De manera que el aumento del salario mínimo integral es de 93.4%.

De igual manera, el Presidente indicó que el aumento del 50% será también para las tarjetas de Hogares de la Patria de las 50 mil familias protegidas por las Misiones Socialistas.

Este aumento, dijo Maduro, es para proteger "el derecho al empleo, al trabajo justo, útil, bien remunerado y la defensa de la cabalidad del empleo de los trabajadores, que se lo están tragando las mafias en la calle, yo sé que es así", por ello, enfatizó que "un gobierno socialista, revolucionario, chavista, como el que yo presido tiene que estar siempre protegiendo el empleo, su estabilidad, la salud, la educación".

"La pelea es peleando (...) Nuestro bando es uno solo; la clase obrera, los trabajadores, los humildes, el pueblo de Venezuela, ese es a quien nosotros protegemos no a la burguesía ni a la oligarquía pitiyankee", dijo al hacer referencia de la guerra no convencional de la derecha, caracterizada por el sabotaje a la economía del país a través de la especulación, acaparamiento, contrabando y sobre precios de alimentos, medicinas y productos de higiene personal.